El volante argentino Cristian Sánchez cuenta las horas para su debut y se muestra ansioso por vestir la divisa de Barcelona este sábado, en el duelo ante Olmedo (18:30), en el estadio Monumental.

Sánchez Prette reconoce que no está al 100% en su adaptación a la altura, pero no ve inconvenientes en rendir a nivel del mar. Incluso entrena para ser titular en el mediocampo.

“Me siento muy bien, aparte el partido es en el llano y si uno está casi al 100% en la altura, allá se puede correr más, pero todo se verá durante el juego y ahí definiremos si estoy para un tiempo, para 60 o 90 minutos”, señaló el jugador.

“Más allá del debut uno siempre se imagina el partido del año, donde todo le va a salir bien y el equipo va a ganar. Estoy ansioso y contento por la oportunidad del técnico (Juan Llop) y el apoyo de mis compañeros”, comentó.

Según la disposición del DT canario, Sánchez se ubicará como mediocampista por derecha y colaborará en funciones compartidas de marca y generación de juego. “El profesor me dijo que al defender ocupe una posición junto a Fernando (Hidalgo) y que para atacar me mueva con libertad, que aparezca por todos los lugares de la cancha y siempre con sorpresa”, explicó el argentino.

Refuerzo juvenil
Ridder Alcívar, de 16 años, es la nueva incorporación del primer equipo de Barcelona. Se desempeña como zaguero central y lateral izquierdo.

Alcívar es portovejense y se formó en la Academia Alfaro Moreno. En el 2009 actuó a préstamo en Liga (Q) y ha sido seleccionado prejuvenil.

El jugador procede de cuna futbolera. Su padre, Rider, jugó en la reserva de El Nacional y River Plate de Riobamba, además es sobrino de Claudio Alcívar, ex figura torera.

“Estar en Barcelona es un sueño que quiero cumplir. Es una gran oportunidad para mostrarme y continuar con la historia de la familia en el equipo”, resaltó Ridder Alcívar.