La ministra del Ambiente, Marcela Aguiñaga, firmó ayer la escritura de compraventa de la isla Santay, con la que su cartera adquirió ese espacio, comprendido en 220 mil hectáreas, al Banco Ecuatoriano de la Vivienda (BEV).

La isla Santay fue reconocida en octubre del 2000 como humedal Ramsar (de importancia ecológica internacional).

La firma se realizó en el edificio del BEV, en la avenida 25 de Julio, donde estuvieron presentes el gobernador del Guayas, Roberto Cuero, y el ministro de Desarrollo Urbano y Vivienda, Walter Solís.

El monto que el Ministerio del Ambiente (MAE) pagó al BEV fue de $ 10’180.000, con base en el avalúo practicado por la Dirección de Avalúos y Catastros (Dinac).

Publicidad

Sin embargo, el MAE asumió el manejo de la isla Santay mucho antes, el pasado 20 de febrero, circunstancia que fue adelantada por el presidente de la República, Rafael Correa, durante un enlace sabatino en diciembre del año pasado.

El traspaso de la isla dio por terminado el fideicomiso de 80 años a favor de la Fundación Malecón 2000, acuerdo suscrito en el año 2001.

Aguiñaga aclaró que dentro del pago realizado al BEV están incluidos los $ 800 mil que se le canceló a la Fundación Malecón 2000 por nueve años de administración e inversión.

Ecoaldea costará $ 1’516.000
En tanto, el ministro de Vivienda, Walter Solís, reveló que el proyecto Ecoaldea, que incluye la construcción de 56 viviendas para los habitantes de la isla Santay, pasarelas de madera, casa comunal, reubicación de una escuela y otros beneficios, costará $ 1’516.000 aproximadamente, y su primera fase estará terminada en diciembre.

Ecoaldea fue presentado dentro del Plan del Área Nacional de Recreación Isla Santay el pasado 23 de marzo, que a la vez forma parte del proyecto Guayaquil Ecológico, que incluye el parque de Samanes y el rescate del estero Salado.

Municipio de Durán reclama
El alcalde del cantón Durán, Dalton Narváez, no acudió a la firma del contrato de compraventa, en su lugar asistió el procurador síndico del Cabildo, Luis Argudo, quien rechazó la transacción realizada entre el BEV y el MAE. “Es un atropello lo que hacen con Durán, cantón que tiene la propiedad y jurisdicción de la isla Santay. El Municipio de Durán rechaza este acto porque es de nulidad absoluta”, reclamó Argudo luego del acto en el BEV.

En tanto, Solís desvirtuó los reclamos de Argudo. El ministro comentó: “La isla tiene propiedad, y cuando se tienen escrituras se puede vender”, señaló el funcionario.

Mientras, Aguiñaga se mostró sorprendida por el pronunciamiento del representante del Municipio de Durán. “He hablado con el señor Alcalde (Narváez) y jamás ha estado opuesto”, sostuvo.