AP-AFP
KNYSNA, SUDÁFRICA.- La selección de Francia se rehusó entrenar ayer en protesta por la expulsión del equipo de Nicolás Anelka por insultar al DT Raymond Domenech en el descanso del partido perdido 2-0 ante México, el jueves pasado.

En el entretiempo Anelka dijo: "Que te den por el c..., sucio hijo de p...", según publicó el diario deportivo L'Equipe, versión en la que se basó la Federación Francesa (FFF) para expulsar al atacante del Chelsea.

Sus compañeros manifestaron su descontento con la decisión a través en una carta leída ayer por el propio Domenech en la rueda de prensa. "Lamentamos el incidente que tuvo lugar en el descanso del juego Francia-México, pero lamentamos más la divulgación de algo que solo es inherente a la vida de un equipo", indicaron.

Los jugadores evidenciaron su descontento con la FFF, porque "ha tomado una decisión sin consultar al conjunto de los jugadores, solo basándose en hechos publicados en la prensa. Como consecuencia, y para mostrar su oposición a la actitud de las más altas instancias, el conjunto decidió no participar en la sesión de hoy (ayer)", añadieron.

Además, ayer el capitán Patrice Evra y un preparador físico habían protagonizado un enfrentamiento verbal.

Poco después, Jean-Louis Valentin, director delegado de la FFF, abandonó el terreno muy enfadado, anunciado que iba a renunciar.