QUITO
.- El Ministerio de Electricidad entregó a la constructora brasileña OAS la terminación del proyecto Multipropósito Baba, adjudicado en un inicio a la también brasileña Odebrecht que salió del país el 24 de septiembre del 2008.

El pasado jueves se firmó el documento -por un año- y ayer se oficializó el contrato.

Miguel Calahorrano, ministro de Electricidad, aseguró que la elección de esta firma fue el resultado de un proceso de licitación, pero no mencionó a las otras participantes.

La obra del Multipropósito Baba, que luego de Odebrecht fue asumida por la empresa estatal Hidronación, está ubicada en la provincia de Los Ríos.

Publicidad

Calahorrano aclaró que OAS prestará sus servicios en la ejecución de las obras civiles y que el requerimiento económico, que será de $ 130 millones, saldrá del presupuesto fiscal.

La empresa OAS deberá terminar la construcción de diques, vertederos, canales, estructuras, puentes, vías, entre otros, lo que representa el 40% de obra pendiente.

El Multipropósito Baba transportará los excedentes de agua del río Baba hacia el embalse del Daule Peripa. Eso ayudará a generar 42 megavatios (MW) de energía.

El aprovechamiento de los caudales se dará pocos kilómetros aguas abajo de la confluencia de los ríos Baba y Toachi, en el cantón Buena Fe, de la provincia de Los Ríos.

Con el Multipropósito, el Gobierno espera enfrentar al próximo estiaje.

Entre tanto, Calahorrano no descartó que los $ 1.000 millones que también el Gobierno busca financiar con el banco chino Eximbank, para otros proyectos, abrace a unas diez obras hidroeléctricas, en el complejo Guayllabamba.

Estas obras requieren de ese monto, dijo Calahorrano. Las centrales juntas tendrían una capacidad de 750 MW.