EFE
PORTO ALEGRE, BRASIL.- El Internacional brasileño espera debutar con pie derecho ante Emelec, tras la derrota que sufrió el domingo y que lo dejó fuera de la final del campeonato regional del estado de Río Grande do Sul.

"El martes (hoy) será otra historia, otro campeonato. Esperamos que los hinchas llenen el (estadio) Beira-Río para apoyar al equipo", dijo el vicepresidente del Inter, Fernando Carvalho, tras lamentar la derrota  2-1 frente al humilde Nova Hamburgo y en la que el club de Porto Alegre alineó suplentes.

"Queríamos ganar el campeonato regional, pero siempre dejamos claro que la competición a la que le daremos prioridad es la Libertadores. Nuestra tristeza no puede inhibir el apoyo al Inter", agregó el dirigente.

Pese a la gran expectativa de directivos e hinchas con la posibilidad de que el Inter conquiste su segundo título de la Libertadores, el técnico uruguayo Jorge Fossati   admitió que el partido de esta noche será más difícil de lo esperado.

"Emelec eliminó en la primera fase a un equipo argentino como el Newell's Old Boys, algo que no logra cualquiera", afirmó Fossati, quien conoce bien a los azules por haber dirigido a Liga de Quito.

La gran expectativa es por el probable debut del portero argentino Roberto Abbondanzieri, contratado la semana pasada pero que aún no ha jugado con los titulares ni en los entrenamientos.