Más de 20 estudiantes universitarios venezolanos realizan desde el viernes una huelga de hambre frente a las oficinas de la Organización de Estados Americanos (OEA), para exigir una investigación internacional sobre la presunta persecución de opositores políticos por el presidente Hugo Chávez.

Piden además a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) enviar  una delegación a Venezuela.

Varios de los huelguistas tenían carteles de apoyo a Julio Rivas, un líder estudiantil arrestado este mes, acusado de incitación a la guerra civil y desorden público, y transferido a la cárcel de Yare, una prisión con antecedentes de violencia.

El Foro Penal Venezolano, un grupo de derechos humanos local, dijo la semana pasada que más de 2.000 opositores a Chávez han sido enjuiciados en los últimos siete años por crímenes relacionados con su participación en protestas. Unos 40 están en prisión actualmente.