Miércoles 27 de mayo del 2009. Gamatv, un micrófono, calles de Guayaquil. El  reportero lanza la pregunta a los peatones: ¿Está usted de acuerdo con las evaluaciones al magisterio que impulsa el actual Gobierno?
 
¿Las respuestas? De todo como en botica: “Sí”, “no”, “no lo sé”, “sí, pero...”, “no, aunque...”, “depende”. Variedad hay, pero en el canal solo  emiten las opiniones de quienes están a favor.

No es un espacio contratado por nadie ni es parte de ninguna noticia. Es  una petición de Marcos Párraga, el nuevo coordinador de contenidos.

Aunque no ocupa oficialmente la Vicepresidencia de Noticias que hace tres meses dejó José Toledo después de denunciar presiones de candidatos de  PAIS, en la práctica cumple esas funciones desde hace tres semanas e incluso ocupa su misma oficina.

Párraga ordenó la difusión de ese sondeo dos días antes de la concentración convocada por el Gobierno en el parque Centenario de Guayaquil, el viernes 29 de mayo, y decidió, ante el rechazo del personal del noticiario, anexarle  una “invitación pública” a los televidentes, que transmitió durante los cortes comerciales de los noticiarios del  miércoles. La locución de fondo pertenece a una persona que no es de este canal.

Publicidad

Este es un ejemplo de cómo, durante la administración estatal, se han manejado algunos contenidos en los diez medios de comunicación  incautados al grupo Isaías (cuatro canales, cuatro revistas y dos emisoras), el 8 de julio del 2008.

Párraga trabajaba con Jorge Glas en el Fondo de Solidaridad ¬se encargaba, por ejemplo, de convocar a ruedas de prensa¬  y fue designado  por el gerente administrador de Gamatv, Pablo Orellana, quien se desempeñaba como jefe de relaciones públicas de la Agencia de Garantía de Depósitos (AGD).

En el último mes, desde que se removió a Nicolás Vega como administrador (él ocupaba ese puesto desde antes de la incautación), las nuevas contrataciones han sido más habituales, pese a que  no hay cargos vacantes o constan en la estructura.

Algunos ejemplos. Claudio Cabrera fue nombrado coordinador administrativo financiero (cargo nuevo). César Macías, quien trabajó en Ecuador TV, ahora está como coordinador técnico de Operaciones, aunque Rafael Salas y Javier Salazar se encargan de eso. José Raúl Barreras ingresó a Sistemas, pese a que no había un puesto vacante. Esta semana nombraron como  directora ejecutiva de Guayaquil (un cargo creado) a Cecilia Ordóñez, aunque las mismas funciones que le asignaron las cumple Adriana Loor, quien aún se mantiene.    

“Si bien desde la Presidencia ya solicitaban noticias, eran sutiles, más ‘tinosos’, pero ahora el señor Párraga coordina todas las entrevistas y ordena a su personal que revise  los contenidos”, señala una fuente que pide la reserva de su nombre.

Algunas ocasiones ha ocurrido que un reportero deja lista su nota y al día siguiente la ve al aire editada o con otra locución porque otro ha cambiado  el texto, según fuentes del canal.

Publicidad

En TC Televisión la situación es similar en el departamento de Noticias, donde aseguran que han sentido “vergüenza ajena” cuando recibían a los mismos entrevistados más de una vez por semana, sobre todo para las elecciones generales.

De hecho, los reportes del Gobierno, en los monitoreos que efectúa la Secretaría de Transparencia y Gestión, adscrita a la Presidencia, concluyen que los medios incautados entrevistan, en su mayoría, a personajes “favorables” al régimen. Por ejemplo, según un monitoreo de la semana del 30 de marzo al 5 de abril, Gamatv tuvo 15 entrevistados a favor, tres en contra y dos neutros; del 27 de abril al 3 de mayo, 13 a favor, dos en contra y tres neutros.

En esta última semana, TC tuvo tres a favor, cero en contra y uno neutro; del 6 al 12 de abril, seis a favor, tres en contra y cero neutros. En esta misma semana, Cablenoticias (CN3) invitó a cinco personajes a favor, cuatro en contra y a ningún neutro.

Rodolfo Baquerizo, quien salió de Gamatv y CN3 cuando empezó su campaña por el Prian, señala que hubo ocasiones en las que se negó a leer noticias “demasiado gobiernistas”. “Hubo veces que no leí porque me parecían demasiado descaradas. Simplemente notificaba: la nota B4 no la voy a leer, la C4 no la voy a leer... Había mayor tiempo y espacio a noticias, entre comillas, positivas vinculadas al Gobierno”.

El dinero que el Estado destina en publicidad también subió. Según datos de Infomedia (sin aplicar los descuentos que se suelen hacer), en el 2008      prácticamente se triplicó en todos los canales con respecto al 2008, pero solo en los que están en manos del Estado se mantiene esta tendencia en el 2009.

Por ejemplo, en TC pasó de recibir $ 2,4 millones en el 2007 a $ 7,3 en el 2008 y casi $ 4 millones hasta mayo pasado. Gamatv recibió $ 1,8 millones en el 2007, $ 5,5 millones en el 2008 y $ 3 millones hasta mayo.

La diferencia se da en Cablevisión. CN3 pasó de $ 245 mil  (2007) a $ 377 mil (2008) y $ 110 mil (hasta mayo); y CD7, de $ 21 mil (2007) a $ 234 mil (2008) y 36 mil (hasta mayo).

En Uminasa ¬el grupo que edita las revistas La Onda, El Agro, Samborondón y Valles¬ aún se mantienen las fricciones con los delegados del Gobierno. Trabajadores rechazan la presencia de Juan Guillermo Rodríguez, quien ingresó como administrador temporal con un sueldo de $ 2.400 y a los 30 días recibió un ingreso adicional bajo el concepto de asesor de ventas, por lo que llegó a $ 4.900 al presentar  facturas para cada una de las dos funciones. Ese valor consta hoy en el rol de pagos como gerente general. 

Cuestionan algunas de sus decisiones, por ejemplo, el pago de $ 1.000 por el servicio de diseño de una portada de La Onda, trabajo que ya realiza el departamento de Diagramación sin costo extra para la revista.

En las radios ¬Súper K 800 y Carrousel¬ los cambios se han sentido más en la parte financiera. Durante la administración estatal debieron pedir un préstamo a Uminasa de $ 7.000, pero la editorial, a su vez, solicitó $ 30.000 a TC Televisión. 

Este Diario intentó obtener la versión de los administradores de estos  medios. Orellana fijó una entrevista y luego la canceló; las asistentes de Rodríguez y de Carlos Coello, de TC Televisión, dijeron que estaban ocupados; y Párraga no atendió las llamadas ni las devolvió.