Martes 16 diciembre Política

En empresas forjó el carácter que en la política lo hizo líder

En el 2000, Febres-Cordero recibió la presea Al Mejor Industrial.

/data/recursos/fotos/pr03mj311008,photo01_228_168.jpg

Hijo de Agustín Febres-Cordero Tyler y María Ribadeneyra Aguirre, LFC se crió en las calles Rocafuerte y Tomás Martínez (hoy centro de Guayaquil). Cursó los estudios secundarios en el colegio salesiano Cristóbal Colón y los superiores en el Charlotte Hall Military Academy (EE.UU.), donde se graduó de ingeniero mecánico.

Su liderazgo en diferentes ámbitos se forjó primero en el sector privado.
“Por razones que son difíciles de explicar, cambié mi vida. Consciente o inconscientemente, fui cayendo inmerso en la actividad política”, dijo él en su biografía Madera de guerrero.

Empresario
Esa faceta la desempeñó entre los años cincuenta y parte de los sesenta, cuando ejercía  su profesión en Cervecería Nacional y en la Empresa Eléctrica de Guayaquil. También manejó Industrial Molinera, Sociedad Anónima San Luis, San Alfonso, Cartonería Ecuatoriana, Papelería Nacional e Interamericana de Tejidos.

En la actividad gremial incursionó al frente de la Cámara de Industriales de Guayaquil y de la Federación Nacional de Cámaras de Industrias.

Legislador
En 1966 se inició en la política como diputado por las industrias en la Asamblea Constituyente. Luego presidió la segunda Comisión de Economía y Finanzas del Congreso, hasta que Velasco Ibarra se declaró dictador (1970) y disolvió el Parlamento. En 1978 se afilió al Partido Social Cristiano (PSC) y entró como diputado en el periodo 1979-1983.

Su carrera legislativa se caracterizó por la interpelación a funcionarios.
Obtuvo notoriedad en 1979 al encabezar el juicio político contra Carlos Feraud, entonces ministro de Gobierno de Osvaldo Hurtado, a quien acusó de anomalías en la importación de juguetes (caso Muñecas de Trapo).

En el 2003 ganó nuevamente una curul, pero asistió a cinco sesiones, exclusivamente para efectuar denuncias (la acusación contra Gustavo Noboa, entre ellas) o para presentar proyectos propios, como la Ley de Reactivación Productiva. Fue elegido para un tercer periodo, pero el 5 de enero del 2007, día en que se instaló el Congreso, renunció por su salud.

Presidente
Asumió el poder en el periodo 1984-1988, tras triunfar en las urnas el 6 de mayo de 1984, junto con su compañero de fórmula Blasco Peñaherrera Padilla. El lema de la campaña fue “Pan, techo y empleo”, y de ella es recordado el debate televisivo en el que superó a su contrincante Rodrigo Borja (ID).

Durante su gestión, de corte neoliberal, liberó los precios de los productos básicos, fomentó las exportaciones y priorizó el pago de la deuda externa.

Se hicieron obras en educación, salud, agricultura, ganadería, industrias, comercio, vivienda, viales. Pero enfrentó una fuerte oposición y aplicó mano dura. En lo sindical tuvo siete huelgas nacionales, en su mayoría violentas, y en lo político libró una pugna de poderes con un Congreso dominado por el Bloque Progresista (ID, DP, PRE, MPD, FADI, PSE), que puso en la presidencia del Parlamento a Raúl Baca Carbo.

Uno de los conflictos fue cuando LFC desconoció la elección de  jueces de la Corte Suprema. Funcionaron entonces dos cortes a la vez, hasta que el Congreso eligió nuevos magistrados. Otro, por el juicio político contra su ministro de Gobierno, Luis Robles Plaza.

Estrechó los lazos diplomáticos con EE.UU. En 1986 firmó acuerdos con el entonces presidente Ronald Reagan, en Washington, aunque un año antes sorprendió a sectores de derecha al viajar a Cuba y entrevistarse con Fidel Castro.

Alcalde
Febres-Cordero fue alcalde de Guayaquil por dos periodos consecutivos (1992-1996 y 1996-2000). Al llegar al Cabildo, su primera orden fue cerrar la entidad por varias semanas. Entonces eliminó a centenares de “pipones” y el sindicato de Aseo de Calles, remodeló el edificio municipal al que calificó de “nido de ratas” y dio inicio a un proceso de regeneración de la ciudad, devastada por administraciones roldosistas.

Entre sus obras destacadas están la construcción de mercados, sistemas de pasos elevados para descongestionar el tránsito vehicular, la legalización de tierras para 80 mil familias en invasiones, creación del eslogan “Guayaquil vive por ti”, la regeneración en la  Pedro Pablo Gómez y el Malecón 2000.

Política

Diseño

© Copyright 2008. Compañia Anónima EL UNIVERSO. Todos los derechos reservados.