El presidente ejecutivo de Pacifictel, Walter Guerra, indicó esta mañana que en la fusión de la empresa que dirige y Andinatel se intentará aprovechar las fortalezas de cada una para mejorar y racionalizar los recursos para potenciarlos al máximo.

En diálogo con Citynoticias (89.3 FM en Guayaquil), Guerra explicó que ambas firmas de telecomunicación tienen problemas similares que intentarán resolverlos oportunamente. "Habrá que ir consiguiendo los recursos para ir racionalizando un recurso tan importante como el humano que se lleva el 40% del presupuesto de la institución".

Aunque confiesa que Pacifictel ha tenido un manejo duro en la relación obrero-patronal, asegura que hoy goza del apoyo del 95% de la población laboral porque "entienden que esas medidas (que se tomaron) fueron necesarias para convertir en una de las empresas más rentables del Ecuador a Pacifictel, cuando por más de una década fue una empresa quebrada".

Respecto a la cartera vencida, explicó que las deudas anteriores son incobrables, pero la cartera generada en su administración es 0, "porque con nosotros mes a mes, si no paga, se le corta la línea. Por lo tanto la máxima deuda que puede tener un cliente es de un mes".

Publicidad

Mientras que en relación a las declaraciones de Jorge Glas, presidente del directorio del Fondo de Solidaridad, respecto a que la fusión traerá consigo la reducción de las tarifas en un 50% en llamadas nacionales y regionales, Guerra indicó que es un gran esfuerzo que podrá ser compensado de acuerdo a un estudio que debe hacerse.

Este punto lo debe estudiar bien el Fondo de Solidaridad, "que tiene a cargo toda la integración de las empresas y ha estudiado este tema".

Además indicó desconocer por qué la telefónica estatal Alegro no forma parte de esta fusión, pero dijo que lo ideal sería que se unan las tres firmas, porque "para competir no solo necesitamos dar el servicio de internet y telefonía fija sino también necesitamos dar el servicio de telefonía celular".