Sábado 26 de julio del 2008 Política

‘¡Guayaquil, pierde tu paciencia, carajo! ¡Sálvate y salva al país!’

El alcalde Jaime Nebot dio un encendido discurso en que llamó a decir No a la Constitución.

Las obras y anuncios de proyectos quedaron en segundo plano. El discurso del alcalde de Guayaquil, Jaime Nebot, en la sesión solemne por las fiestas patronales de la ciudad, se centró en cuestionar la labor de la Asamblea, la postura del Gobierno y en anticipar reiteradas veces un “No rotundo” a la nueva Constitución.

Tras calificar este 25 de julio como “histórico y singular”, Nebot se refirió a la nueva Carta Magna. “Mientras aquí fundamos y refundamos nuestra ciudad con más obras y servicios, allá en Montecristi funden y refunden al Ecuador, quitándonos el bienestar”, expresó.

Enumeró, entonces, hechos como crear una Corte Constitucional para que “cometa la monstruosidad” de revisar los fallos de la Corte Suprema de Justicia; intenciones de “apoderarse” del Tribunal Electoral, la exclusión del dólar en la Constitución, de condicionar la propiedad privada, retacear los medios de producción e irrespetar la seguridad jurídica.

Mas, fue al nombrar el artículo 261 de la nueva Carta Política, referente a las competencias del Gobierno central, y hablar de autonomías, que el Jefe del Cabildo enfatizó su rechazo.

“¿Quieren ustedes que se paren las obras de agua potable? ¿Que el Registro Civil y el aeropuerto vuelvan a ser las pocilgas de antes? (...) Yo tampoco quiero eso, me sumo a ustedes y digo No. En nuestras fiestas nos brindan veneno y quieren que levantemos las copas para tomarlo. No, y mil veces No”.

Tras comentar varias obras realizadas en zonas populares, Nebot reiteró que “no hay un centavo que le haya dado a Guayaquil este Gobierno. No vamos a agradecer las rentas que por ley nos corresponden. Aquí no hay cuñas falsas (...) Guayaquil es de todos, menos de los acomplejados y odiadores de la ciudad”, recalcó.

Sobre el referéndum, posteriormente, advirtió que el pueblo está frente a una decisión vital, y no una cuestión de simpatías o antipatías personales o de apoyar o no a alguien.

Comentó que votó por el Sí en la consulta popular de abril del 2007 para la creación de la Asamblea Constituyente, pero que ahora no hará lo mismo, “porque nos han engañado una vez más (...) Violaron desde el primer día el mandato que les prohibía legislar; en más de siete meses no cumplieron con su cometido, pero en menos de siete días aprobaron, entre gallos y medias noches, 200 artículos irrespetando al pueblo”.

Criticó, acto seguido, la intención de la Asamblea de convertirse en Congresillo, “y lo que es peor, que quieran chantajearnos amenazándonos con que volverá el pasado y su Congreso si votamos por el No”.

Al final, pidió a los ciudadanos arrodillarse solo ante Dios. “¡Guayaquil, pierde tu paciencia, carajo! ¡Guayaquil, sálvate y salva al Ecuador!”.
Los aplausos acompañaron la intervención del Alcalde, que duró más de 20 minutos, y culminó pasadas las 18:00.

Jaime Nebot
“Por servirlos nos atacan. Nos reímos. Oigan bien, sufridores: ¿Les molesta que Guayaquil progrese? ¡Pues van a sufrir hasta morirse de rabia!”.

“Aquí no hay ovejas ni loros, aquí habemos guayacos que sabemos frentear y decir no”.        

“Estamos frente a una decisión vital. No es una cuestión de simpatía o antipatías personales. No se trata de apoyar o no a alguien”.

Política

Diseño

© Copyright 2009. Compañia Anónima EL UNIVERSO. Todos los derechos reservados.