Están detenidos dos de los hombres que fueron a robarle a la víctima en su casa, en la Kennedy Vieja. 

Segundo Orlando López Medina, el hombre que le habría propinado la primera de las once heridas que, el 23 de febrero pasado, provocaron la muerte del ex director de diario El Telégrafo, fue detenido la noche del lunes pasado cerca al Riocentro sur y con su declaración, informó ayer la Policía, comenzó a esclarecerse ese asesinato.

López fue detenido cuando iba a bordo de un automóvil Hyundai Poni, de placa GOF-011, en la avenida 25 de Julio, cerca al Riocentro sur, por portar un revólver de fabricación nacional. Junto a él  iban José Abraham Bravo Cajamarca y José Luis Menéndez Pinoargote, quien aseguró ser un taxista; sin embargo, ya se dictó prisión preventiva contra los tres.

Según la Fiscalía, López integraba el grupo que tres meses antes del asesinato habría sido contratado por Francisco Xavier Jurado Mosquera, amigo personal de la víctima que al momento sigue prófugo, para que roben la caja fuerte que él tenía en su apartamento de la avenida Francisco Boloña y la Cuarta, en Kennedy Vieja.

Publicidad

López habría declarado que el día del crimen llegó a ese lugar a eso de las 21:00, a bordo de un auto Chevrolet Corsa gris, de placa GOZ-809, junto a Carlos Alberto Rodríguez Sañudo, alias    Alacrán, quien también fue detenido ayer; y el ex policía Francisco Ortiz Ormaza, alias Pancho, que  está prófugo.

En la casa de la víctima  ya estaba Jurado. Comenzaron a beber y buscaban la forma de emborrachar a Navarrete, quien estaba en el jacuzzi con López. Mientras ambos bebían licor, Alacrán  le insistía a López  para que presione a la víctima para que abra la caja fuerte.

Fue en ese momento en que López agarró a Navarrete para obligarlo a abrir la caja fuerte, pero lo presionó con tanta fuerza que le hizo perder el conocimiento, ante esa situación decidieron matarlo. Lo amarraron de pies y manos, de inmediato Jurado le dio a López un destornillador, con esa herramienta le hizo la primera herida.

De pronto –declaró López–  Jurado, contra quien ya se inició instrucción fiscal, le dijo: “Así no se hace. Presta”, le quitó el destornillador y continuó con el ataque hasta acabar con la vida del empresario, cuyo cadáver recién fue descubierto a las 07:00 del día siguiente en su apartamento, por su madre.

Al final, al ver que no pudieron abrir la caja fuerte como era el objetivo, los criminales fueron hasta el cuarto de Navarrete de donde se sustrajeron  varias alahajas, entre ellas un reloj, una cadena y un anillo; y dos celulares, que se los llevó López.

Una vez cometido el crimen  huyeron en dos grupos, uno en el automóvil en el que llegaron al sitio y otro en el carro de la víctima, un Kia   Sportage  4x4, en el que luego de recorrer varios sitios –según la Policía–  lo  dejaron botado en Urdesa.

Publicidad

Hasta ayer la Policía no determinaba si  los dos implicados en el crimen del ex director de diario El Telégrafo (Alacrán y López) registran antecedentes penales. Lo que sí informó es que el ex policía que actuó en el asesinato fue dado de baja de la institución hace diez años.

Al momento la Policía también busca a José Aparicio Merino Plaza, quien según el fiscal Alberto Valdez es sospechoso del crimen por las contradicciones de sus declaraciones. Mañana se hará la audiencia de formulación de cargos en la que el juez determinará si emite la orden de prisión en su contra.

CRONOLOGÍA: Crimen e investigación

2008, febrero 23
Carlos Navarrete Castillo fue asesinado. Su cuerpo fue hallado al día siguiente amarrado de pies y manos y tenía nueve heridas en el tórax y dos en el cuello.

2008, febrero 26
La Policía descarta el robo como causa del crimen de Navarrete, ya que sus bienes estaban completos. El jefe de la PJ-G, Oswaldo Chérrez, dijo que  (el o los) matones actuaron con saña y conocían bien la vivienda.

2008, febrero 27
Según rastreo satelital, el carro de Navarrete, Kia   Sportage 4x4, hizo 3 paradas antes de ser abandonado en Urdesa central, al día siguiente del crimen.

2008, febrero 28
La versión de Gustavo Ruiz, quien trabaja como guardián en el sector donde ocurrió el crimen, en sus declaraciones manifiesta que el vehículo de Navarrete fue sacado de su vivienda por dos ocasiones el día del asesinato.

2008, febrero 29
Xavier Echeverría,  quien era custodio de Navarrete, da pistas del posible autor del crimen. Relató que el día del asesinato, cuando llegaba a su casa, en la Kennedy Vieja, un sujeto (cuya identidad dio a conocer al fiscal Xavier Valdez) tocaba el timbre de la vivienda de Navarrete. Además declararon varios empleados del occiso que laboraban en su domicilio.