El presidente de Ecuador, Rafael Correa, inició hoy una visita de Estado de seis días a China invitado por su homólogo, Hu Jintao, y en la que, según el mandatario ecuatoriano, espera sentar las bases para una amplia cooperación bilateral principalmente en los sectores de exploración y refino de petróleo.

Correa será recibido en Beijing por Hu, el presidente de la Asamblea Nacional Popular (ANP, legislativo), Wu Bangguo, y el miembro del comité permanente del Partido Comunista de China (PCCH), Li Changchun, que visitó recientemente Ecuador.

Antes de salir de Riad, donde asistió a la tercera cumbre de líderes de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), a la que Ecuador acaba de regresar tras 15 años de ausencia, Correa expresó su deseo de impulsar la relación con China, principalmente en los sectores petrolero y agrícola.

Acompaña al presidente ecuatoriano una amplia delegación en la que se encuentran varios ministros, que según fuentes ecuatorianas, mantendrán reuniones separadas con sus homólogos para analizar las posibilidades de cooperación.

Desde Beijing, Correa, que pronunciará también un discurso en la Academia de Ciencias Sociales de China y visitará una Feria de Productos de América Latina y Europa Oriental, viajará a Xian el 22 de noviembre.

En Xian se encuentran los guerreros de terracota del emperador Qinghihuang y en la misma capital, el mandatario ecuatoriano se reunirá con representantes de las empresas petroleras CNPC y SINOPEC.

El presidente ecuatoriano viajará a Shanghai el 24 de noviembre y será recibido por las autoridades locales y provinciales.

Desde la capital económica de China, Correa viajará el 25 de noviembre a Yakarta, capital de Indonesia, tercera etapa de su gira.