Los padres de la niña británica Madeleine  McCann, desaparecida en mayo, calificaron el miércoles de "indignantes" las alegaciones de que hubieran dado sedantes a sus hijos, en su primera entrevista desde que fueran declarados sospechosos, al canal televisivo español Antena 3.
  
"Esta clase de cuestiones y su publicación no tienen ni pies ni cabeza",  exclamó el padre de la pequeña, Gerry McCann, ante las cámaras de Antena 3, acompañado de su esposa Kate.
  
"Es absolutamente falso que Madeleine y los niños recibieran medicamentos, es indignante", añadió el padre, durante la entrevista grabada el martes en Gran Bretaña, y de la que Antena 3 difundió algunos fragmentos de forma anticipada.
  
Se trata de la primera entrevista de los McCann desde que fueron declarados sospechosos en el caso por parte de la Policía portuguesa.
  
La cadena española difundirá la integralidad de la entrevista hacia las  22:30 GMT.
  
Madeleine McCann desapareció el 3 de mayo, mientras se encontraba de vacaciones con su familia en Praia da Luz, en el sur de Portugal.

Contratación de línea

Los padres de Madeleine McCann creen que su hija aún está viva y han contratado a detectives privados para ocuparse de una línea telefónica de 24 horas en un nuevo intento por hallarla, dijo este miércoles su portavoz.

Kate y Gerry McCann, nombrados por la Policía portuguesa como los sospechosos formales en el caso, darán detalles de la línea telefónica asentada en España durante una entrevista con la televisión española.

Publicidad

"Reiterarán su firme creencia en que Madeleine aún está viva", explicó el portavoz Clarence Mitchell. "Y exhortarán a todos los que tengan información, sin importar cuan poco importante pueda parecerles, a contactar al número telefónico confidencial de 24 horas, recientemente creado", agregó.

Cualquier información que se reciba se compartirá con la Policía portuguesa, agregó.

"Esto no es una señal de que se está perdiendo la fe. Queremos que sea un ejercicio de colaboración con la policía", dijo más temprano a GMTV. Madeleine McCann desapareció de su habitación en un complejo turístico de Algarve el 3 de mayo, poco después de su cumpleaños número 4.

El 7 de septiembre, la Policía portuguesa nombró a los McCann, de Rothley, Leicestershire, como los sospechosos formales del caso.

Publicidad

La pareja dice que es inocente y lanzó una campaña de alto perfil para encontrar a su hija, que creen fue secuestrada.

A principios de este mes, las autoridades portuguesas designaron a un oficial de policía de mayor rango para encabezar la investigación, en medio de críticas en Gran Bretaña por un lento progreso.