Por enésima vez, el nombre de Barcelona Sporting Club hace noticia en los juzgados y en los tribunales de justicia del país. Esta vez no es por demandas de ex jugadores, sino por el litigio presentado por su presidente, Galo Roggiero Rolando, contra el ex director de la Comisión de Divisiones Formativas del club y líder de ‘AgruPasión Torera’, Rafael Verduga Regalado.

El Agente Fiscal de lo Penal del Guayas y Galápagos de la Unidad de Delitos Misceláneos, Giancarlo Almeida Delgado, emitió la mañana del pasado miércoles la Instrucción Fiscal Nº 027-07, en la que solicita a Luis Santana, Juez Segundo de lo Penal –a quien le tocó conocer la causa después del sorteo respectivo–, emita una orden de prisión preventiva en contra de Verduga Regalado.

El delito por el que se lo acusa es el de arrogarse las funciones de Roggiero Rolando, e intentar hacer contratos fraudulentos.

Publicidad

Según la denuncia presentada por el titular canario, el líder del movimiento que intentó ‘derrocarlo’ hace dos semanas, acusándolo de falta de transparencia, firmó –sin el consentimiento del directorio– como presidente de Barcelona para negociar el pase de seis jugadores de las divisiones menores.

Ellos son Edson Alí Montaño Angulo, José Felipe Mejía Castro, Carlos Vinicio Valencia Vera, Washington Segundo Alvarado Acosta, Tirone Roberto Caicedo Mosquera y Álex Ricardo Paredes Limones, quienes fueron negociados por Verduga con la supuesta autorización del directorio torero.

“Solicito a usted, señor juez, dicte el auto de prisión preventiva en contra del imputado Rafael Verduga Regalado, en cualquier día y hora hábil”, pide textualmente el Fiscal Almeida, quien, además, solicita la comparecencia del presidente de la Asociación de Futbolistas del Ecuador, Emilio Valencia, así como la de los seis jugadores involucrados en el caso.

Publicidad

“Existen fundamentos suficientes para imputarle la comisión de varios hechos delictivos por los que Barcelona perdería los derechos federativos de seis importantes juveniles, daño que afecta gravemente los intereses institucionales del club”, reclamó Roggiero.