El presidente ecuatoriano, Alfredo Palacio, reiteró este día a su país que necesita el "poder constituyente" para hacer "reformas profundas" en el Estado y dijo que su misión es allanar el camino para instaurar una democracia más directa.

Durante un recorrido por el interior del país, Palacio invitó a sus compatriotas a "generar un acuerdo nacional y comenzar un nuevo proyecto para conseguir una reforma política profunda", informó el periódico virtual Ecuadorinmediato, en su portal de internet.

"La hora ha llegado, la de regresar al poder constituyente. Ahí es donde radica el verdadero poder", afirmó Palacio, que pidió al Congreso califique con urgencia un proyecto suyo para convocar a una consulta popular, a fin de la población decida sobre la instauración de una Asamblea para hacer cambios a la Constitución.

El Referendo propuesto por Palacio pregunta a la población si aprueba una Constituyente, de plenos poderes y con la intención de elaborar una nueva Carta Magna, o si prefiere una Asamblea Constitucional, con atribuciones limitadas para reformar algunos aspectos de la actual Constitución.

Publicidad

Palacio promueve la Constituyente, mientras que el Congreso se opone a esa iniciativa y sugiere la Asamblea Constitucional, polémica que ha desatado una pugna entre esos dos poderes del Estado y los sectores sociales que apoyan la propuesta del Ejecutivo.

El jefe del Estado dijo que el país necesita alcanzar una democracia con mayor participación de la sociedad, que en su mayoría, según las encuestas, desconfía de los políticos y, especialmente, del Congreso.

Palacio recordó que la mayoría de la población exigió "que se vayan todos" los políticos del poder el pasado 20 de abril, fecha en que asumió la Presidencia de la República, después de que el Congreso destituyera Lucio Gutiérrez.

Palacio, que era vicepresidente de Gutiérrez, asumió el poder con la "responsabilidad de que ese mandato se cumpla", en referencia a la exigencia de los grupos sociales que demandan una Constituyente con el poder suficiente para disolver el Congreso y al propio Ejecutivo.

Por su parte, el Ministro de Gobierno (Interior) en funciones, Galo Chiriboga, aseguró que la Asamblea Constituyente permitirá crear en el país un "pacto social" que proyecte el desarrollo.

Chiriboga hizo un llamamiento a los partidos políticos con representación en el Congreso para fortalecer el diálogo nacional, pero recordó que "un gran número de ciudadanos no se sienten representados por dicha institución".