Los empresarios venezolanos pueden contar con el gobierno “revolucionario” para que los apoye con créditos y convenios de exportación, pero el presidente Hugo Chávez les advirtió el viernes pasado que hacerse ricos no es  buena idea.

“¡Ser rico es malo!”, dijo ayer el Mandatario de tendencia izquierdista a una audiencia de pequeños y medianos empresarios en el palacio de gobierno.

También sugirió que aquellos a quienes su trabajo ya les haya producido grandes riquezas, “deberían donar todo eso (...) hacer obras benéficas”.

Publicidad

Chávez, un militar retirado que se autocalifica de socialista, promueve en el quinto país exportador mundial de petróleo una “revolución bolivariana” a favor de las mayorías pobres, que dice que fueron olvidadas por anteriores gobiernos que aplicaron el “neoliberalismo salvaje”.

El Presidente, quien el miércoles celebró el tercer aniversario de su regreso de un breve derrocamiento en el 2002, es acusado por algunos de sus críticos de  llevar al país hacia un sistema autoritario comunista, como el de Cuba.

Sin embargo, el Jefe de Estado venezolano responde que solo  trata de compensar años de injusticias sociales.