Ya no será el primo del Primer Mandatario quien, como principal del Instituto para el Ecodesarrollo de la Región Amazónica (Ecorae), presida la construcción del aeropuerto de Tena. El encargo pasó este martes al alcalde de Tena.

En sendas ruedas de prensa, tanto el presidente coronel Lucio Gutiérrez como Álex Hurtado Borbúa, subsecretario del Ecorae, negaron esta mañana que la construcción de esa terminal aérea tenga alguna vinculación con el Plan Colombia.

La construcción de esa terminal aérea "no tiene, absolutamente, nada que ver con el Plan Colombia, como lastimosamente se ha publicado en un medio de comunicación", señaló Gutiérrez.
 
El jefe del Estado ratificó que el aeropuerto de Tena servirá para la aviación comercial y turística, y reiteró que esa obra, financiada con un crédito del Gobierno de Brasil, no será usado para apoyar dicho plan que el vecino país instauró para luchar contra la guerrilla.
 
La Comisión de Fiscalización del Congreso citó a Álex Hurtado Borbúa, subsecretario del Ecorae y primo del presidente Lucio Gutiérrez, para que el 29 de marzo responda sobre el caso.

“Este es un proyecto eminentemente civil. No existe dentro del proyecto, en las 280 hectáreas, un milímetro destinado para el Ejército o para la FAE”, dijo Hurtado durante una rueda de prensa ofrecida esta mañana. Esta declaración la dio luego de que asegurara en un documento enviado al Parlamento, que el aeropuerto como necesidad estratégica, fortalecerá las operaciones de vigilancia aérea contempladas en el Plan Colombia.

Justificó que la relación con dicho plan es sobre desarrollo fronterizo. “La gente de la frontera norte vive angustias, vive problemas. La situación de ellos es dramática. Hay que apoyarlos”, explicó. Pero esa versión no tiene acogida en el Congreso.

En este tema, las críticas también viene de parte de los opositores. “Es una base militar. Eso es lo que dice el propio Ecorae. No lo decimos nosotros. Este proyecto cuesta alrededor de 70 millones de dólares, y a cambio de eso se podría hacer 350 kilómetros de carretera en la troncal amazónica”, opinó el diputado Julio González, del movimiento Pachakutik.

Sin embargo, de acuerdo a un informe de Teleamazonas, el Subsecretario del Ecorae no supo explicar porqué entre las necesidades estratégicas que motivan la construcción del aeropuerto de Tena, citó el fortalecimiento de las operaciones de vigilancia aérea del Plan Colombia, como consta en un documento. “Hay una relación dentro de la zona, que tiene que ver con el monitoreo ambiental, el tema de las fumigaciones. Nosotros estábamos hablando también de las actividades eminentemente sociales”, señaló.

Por su parte, el Jefe de Estado, durante la presentación de un sello postal, aludió a una mala intencionada acción de sus detractores. “El aeropuerto que se está construyendo o se va a construir en la ciudad de Tena no tiene absolutamente nada que ver con el Plan Colombia... No falta algún ecuatoriano que inundado por su odio, inventa cosas”, dijo.
 
La terminal aérea se construirá con un préstamo de 50 millones de dólares del gobierno brasileño, que en reiteradas ocasiones ha rechazado cualquier apoyo al Plan Colombia.