El Presidente de la República ofreció al gobierno de Estados Unidos luchar contra el narcotráfico, el terrorismo y apoyar al mandatario colombiano Álvaro Uribe en el conflicto que sostiene con los grupos insurgentes. A cambio, Ecuador recibirá ayuda económica por un monto no determinado. La cita duró 35 minutos.

Sin querer o sacando a relucir su entrenamiento militar, el coronel Lucio Gutiérrez se paró para saludar al presidente estadounidense, George W. Bush, acostumbrado a tomarse sentado la fotografía de rigor con sus homólogos. Bush, que sorprendió a Gutiérrez saludándolo en perfecto español, tomó con buen humor el cambio y se puso de pie para la fotografía.

El encuentro comenzó a la hora prevista, pues Gutiérrez llegó con cinco minutos de anticipación, lo que tomó desprevenida a la prensa ecuatoriana por sus usuales retrasos en Carondelet. Solos en la sala Oval, despacho principal de Bush, conversaron por 35 minutos.

El embajador itinerante en Washington, Guillermo Lasso; la canciller, Nina Pacari; los diputados Renán Borbúa, Ana Cevallos y Mario Touma no entraron al salón.

Publicidad

Con un traje azul y un abrigo negro, Gutiérrez estaba sonriente, pues por fin llegaba a decirle personalmente a Bush que “Ecuador quiere convertirse en el mejor amigo y aliado de EE.UU. en la lucha permanente por alcanzar la paz, por fortalecer la democracia, por reducir la pobreza, por combatir el narcotráfico y también por terminar con otra lacra humana que es el terrorismo”.

Los reporteros que cubren diariamente lo que ocurre en la Casa Blanca no recuerdan un discurso parecido desde la presidencia del argentino Carlos Menem, un aliado incondicional de los ex presidentes Bill Clinton y Bush padre.

Actualmente, los aliados incondicionales de Estados Unidos son Gran Bretaña e Israel,  comprometidos militarmente en la lucha antiterrorista; ni siquiera Colombia, el tercer receptor de ayuda estadounidense, ha adoptado ese rol.

Con mucha soltura, producto quizás de haberse aprendido algunas respuestas de memoria, respondió a las preguntas de los medios de prensa estadounidense. A pesar del frío (-3 grados), Gutiérrez aceptó dar una rueda de prensa en las afueras de la Casa Blanca. Ahí le esperaba la pregunta a la que ha huido desde que llegó: ¿Qué compromete Ecuador..., qué le pide EE.UU. a cambio de la ayuda económica?
Al igual que en otras ocasiones, respondió con declaraciones diplomáticas: “El presidente Bush ha agradecido nuestro deseo y nuestra declaración de convertirnos en un gran amigo y un aliado en los objetivos que acabé de mencionar. Está preocupado por la situación en Ecuador”.

Según Gutiérrez, Bush ordenó a su equipo económico ayudar a su Gobierno, pero no precisó el monto. Algo que sorprendería en un país que este año ha priorizado los gastos militares ante la posibilidad de una guerra contra Iraq y que ésta genere nuevos ataques terroristas.

Agenda de Hoy
07h30
Desayuno-conferencia en el Colegio Interamericano de Defensa.

09h30
Conferencia de Prensa en el National Press Club.

Publicidad

10h05 Reunión con Dennis Haster, presidente de la Cámara de Representantes.

10h20 Cita con el Grupo Antidrogas de la Cámara de  Representantes.

11h30 Reunión con el Consejo Editorial del Washington Post.

12h30 Almuerzo con representantes del Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

14h30
Reunión con Ted Stevens, del Comité de Asignaciones Presupuestarias del Senado.

15h00 Reunión con Richard Lugar, del Comité de Relaciones Internacionales de la Cámara del Senado.

16h15 Cita con Henry Hyde, del Comité de Relaciones Internacionales de la Cámara de Representantes.

17h30 Encuentro con el secretario de Energía norteamericano, Spencer Abraham.

18h15 Reunión con Patrick Swenny, de la Federación de Trabajadores AFL-CIO

20h00 Salida a Nueva York.