Un estudio de la Superintendencia de Bancos determinó que algunas instituciones aplican a sus clientes tasas “verdaderamente alarmantes” .

Entre 20,75 y 114,29% varían las tasas de interés efectivas anuales que cobran las instituciones financieras del país por la entrega de créditos, según un estudio de la Superintendencia de Bancos.

Este informe revela en sus conclusiones, luego de un análisis al azar a ocho bancos, tres sociedades financieras, seis cooperativas y dos mutualistas, que hay entidades que imponen duras condiciones al crédito y cita como ejemplo a Centro Mundo con una tasa efectiva (interés final que se paga por un préstamo) del 114,29%; Unibanco con 96,34%; Cooperativa Cooprogreso con 67,33% y Cooperativa Andalucía con 58,68%.

Estos resultados toman en cuenta un préstamo de 2.000 dólares a doce meses plazo.
“Algunas entidades incumplen con la entrega de información sobre las comisiones y otros cargos que cobran al momento de dar un crédito y que son de libre negociación con sus clientes”, señala.

Publicidad

El estudio cuestiona que existen entidades que orientan su crédito a sectores de escasa cultura financiera (obreros, negociantes informales, emigrantes, pequeños ahorristas) que terminan por aceptar las condiciones impuestas que llegan a la usura, (interés que supera el normal del mercado).

Las instituciones están autorizadas a cobrar una tasa máxima de interés que controla la usura (que actualmente se ubica en 23,13%), un impuesto de ley (para Solca) y comisiones: procesamiento financiero, reconocimiento de firmas, encaje, apertura de cuentas, gastos administrativos, verificación, avalúo, honorarios y seguro de desgravamen.

La Asociación de Bancos Privados del Ecuador (ABPE) justificó todos estos recargos que debe pagar un cliente por acceder a un crédito y que se suman a las tasas de interés y encarece el crédito, debido a que la banca privada está obligada también a pagar impuestos.

Estas son: contribución a la Superintendencia de Bancos (0,94 por mil de los activos de la banca), a la Agencia de Garantía de Depósitos (0,65 por mil de todos los depósitos que se encajan), además de impuestos, que sumados, representan entre 2 y 3% que los bancos suben a la tasa de interés activa (que sirve para los créditos y se ubica en esta semana en 15,32%).

Roberto Goldbaum, presidente ejecutivo del banco Territorial, aseguró que el nivel de las tasas de interés y la imposibilidad de los bancos para reducirlas no es sino “un reflejo del estado de la economía y para poder reducir los costos de intermediación se debe incrementar su volumen, y para ello, reactivar la economía”.

Fernando Vivero, presidente de la ABPE, reconoció que la banca tiene un exceso de liquidez, pero esto no les obliga a entregar créditos ni a bajar las tasas de interés debido al riesgo y costo de prestar y la inestabilidad de la economía.

Publicidad

Banqueros piden revisión de cargas

La responsabilidad para reducir las tasas de interés en el sistema financiero es del Gobierno, aseguró ayer Mario Canessa, presidente del Banco de Machala.

Justificó su afirmación, al señalar que existen cargas para las instituciones del sistema financiero que aumentan el costo del dinero.

Señaló que la Asociación de Bancos Privados del Ecuador (ABPE) hace pocos meses expuso esta situación al Gobierno, pero aún no reciben respuesta. “Seguros que bajando esas cargas impositivas habría una baja del costo del dinero, más oferta y demanda que puede ser la reactivación de la producción”, acotó.
A ello se suma, dijo, que el costo de los recursos girados a muy corto plazo impiden también bajar tanto los costos financieros como los operacionales.

Mientras que Fernando Vivero, presidente de la Asociación de Bancos Privados, indicó que urge que a la banca le liberen de aportar a la Agencia de Garantía de Depósitos y definir qué hacer con los recursos que se encuentran en el Fondo de Liquidez que al momento cuenta con 105 millones de dólares, que no son suficientes para respaldar los 5.000 millones de dólares de depósitos bancarios. “Por ello la banca debe  tener alta liquidez con tasas de rendimiento aceptables”, indicó.