Caricatura

20 de Enero, 2017
19 de Enero, 2017
19 de Enero, 2017
18 de Enero, 2017
17 de Enero, 2017

Columnistas

“Con tal de que haga obras, no importa que robe”, es lo que dice la gente no solo en el Ecuador, sino en algunos otros países. Ya lo dijo el tango Cambalache: “El que no afana... Leer más

Quienes se indignan frente a varios acontecimientos de dominio público que crispan la nación deben decirle no al régimen que nos gobierna, porque este ha perdido el ideal de... Leer más

Imaginen por un momento una sociedad que consigue vivir en paz, tutelada por una coalición entre hembras, que se toma en serio el juego y la risa y donde el sexo, más allá de... Leer más

La luz atraviesa los cristales y nacen los colores en la oscuridad del templo. Todos hemos visto alguna vez los vitrales de alguna catedral gótica narrando historias sagradas... Leer más

Esta semana fueron capturados por fraude el hijo y el hermano del presidente de Guatemala, gracias a la Comisión Internacional contra la Impunidad (Cicig) y el Ministerio... Leer más

Distintos funcionarios del Gobierno se felicitan por haber gestionado de excelente forma la actual recesión económica. Lo hacen argumentando que lo hicieron incluso maniatados... Leer más


Fidel Castro

El 1 de enero de 1959, tras la huida del dictador Fulgencio Batista, triunfó la revolución cubana liderada por Fidel Castro Ruz, quien entró victorioso en La Habana, el 8 del mismo mes. En abril de 1961, Fidel proclama el carácter socialista de la revolución y el 1 de diciembre confirma que se trata de una revolución marxista leninista. A partir de ese momento recibe el respaldo de la Unión Soviética y el rechazo de Estados Unidos, que incluso lo manifiesta, más tarde, con el embargo comercial.

Castro, líder carismático indiscutible de la revolución, se convierte también en líder e inspiración de la izquierda de otros países de América Latina. Los cambios en la concepción del Estado y su papel en lo económico y social de la vida colectiva son determinantes para el apoyo interno y el rechazo de quienes incluso abandonaron su país.

Cualquiera que sea el criterio que se tenga del gobierno de la revolución cubana, es innegable que Fidel, al mando casi 50 años, fue el referente único para dos generaciones de cubanos y el consultor y apoyo de quienes soñaban con una América Latina socialista. La historia del continente no podrá prescindir de la figura e importancia de Castro.

Hoy, Fidel ya no está. Su ausencia marcará una nueva etapa en la vida de los cubanos y de la izquierda latinoamericana. Él será juzgado por la historia, lo que sigue en la vida de su pueblo lo decidirán los ciudadanos que tendrán que aprender a vivir sin su líder. (O)

Suscríbete y recibe más noticias directamente en tu correo
Correo: