Caricatura

8 de Diciembre, 2016
7 de Diciembre, 2016
6 de Diciembre, 2016
5 de Diciembre, 2016
4 de Diciembre, 2016

Columnistas

Quien caiga en sus garras será víctima de una experiencia dolorosa e implacable. Son por igual el reino de la mentira y la especulación que de la difamación. Y sacan a relucir... Leer más

Si alguien afirma que conoce el factor clave para ganar una elección, que ya sabe por qué votan los ciudadanos, probablemente está delirando o vendiendo un producto. Los... Leer más

La Real Academia Española (RAE) define “grande” como un prócer. A su vez, la palabra prócer se refiere a una persona de alta calidad o dignidad que contribuye al... Leer más

No por ser yo columnista deben estar de acuerdo conmigo quienes me leen. El 90% de quienes me escribieron me reprocha el no haber “celebrado” la muerte de Fidel Castro,... Leer más

El Gobierno insiste en la aprobación del Proyecto de Ley de Plusvalías, sin dar paso a un debate serio sobre esta y sin abrirse a la posibilidad de otras alternativas. Toca una... Leer más


Fidel Castro

El 1 de enero de 1959, tras la huida del dictador Fulgencio Batista, triunfó la revolución cubana liderada por Fidel Castro Ruz, quien entró victorioso en La Habana, el 8 del mismo mes. En abril de 1961, Fidel proclama el carácter socialista de la revolución y el 1 de diciembre confirma que se trata de una revolución marxista leninista. A partir de ese momento recibe el respaldo de la Unión Soviética y el rechazo de Estados Unidos, que incluso lo manifiesta, más tarde, con el embargo comercial.

Castro, líder carismático indiscutible de la revolución, se convierte también en líder e inspiración de la izquierda de otros países de América Latina. Los cambios en la concepción del Estado y su papel en lo económico y social de la vida colectiva son determinantes para el apoyo interno y el rechazo de quienes incluso abandonaron su país.

Cualquiera que sea el criterio que se tenga del gobierno de la revolución cubana, es innegable que Fidel, al mando casi 50 años, fue el referente único para dos generaciones de cubanos y el consultor y apoyo de quienes soñaban con una América Latina socialista. La historia del continente no podrá prescindir de la figura e importancia de Castro.

Hoy, Fidel ya no está. Su ausencia marcará una nueva etapa en la vida de los cubanos y de la izquierda latinoamericana. Él será juzgado por la historia, lo que sigue en la vida de su pueblo lo decidirán los ciudadanos que tendrán que aprender a vivir sin su líder. (O)

Suscríbete y recibe más noticias directamente en tu correo
Correo: