No paraba de llorar. Era una mujer de 35 años que llegó ayer junto con su hija de 12 a presentar una denuncia por la supuesta violación de la menor de edad, en la cooperativa 22 de Abril, en la isla Trinitaria, en el sur de Guayaquil.
Copiar enlace
Los abusos se habrían extendido por cinco años.
Copiar enlace
El delito lo habría cometido cuando la menor pasaba días de visita con su padre en la casa de la abuela.
Copiar enlace

Páginas