Carmen Naumann busca excelencia educativa en Copol

Busca excelencia educativa
Busca excelencia educativa
Carmen Naumann, doctora en Educación, desde este año es la rectora del Colegio Politécnico (Copol). Ronald Cedeño
Carlos Torres Chang
28 de Mayo, 2015
28 Mayo 2015

Se convirtió este año en la primera mujer, la primera profesional no egresada de la Espol y la primera extranjera que ocupa el rectorado del Colegio Politécnico (Copol) y aspira a liderar junto con el cuerpo académico del plantel un proceso en el cual sus alumnos se consoliden como los mejores en conocimiento, destreza, habilidad e inteligencia emocional.

Se trata de Carmen Naumann, quien nació en 1956 en la ciudad de Jüteborg, cerca de Berlín, en lo que era la República Democrática Alemana (RDA), y que llegó a Ecuador hace 25 años, tras ganar en 1990 un concurso de méritos en Alemania para ser profesora de idioma alemán en el colegio Alemán Humboldt de Guayaquil.

Su llegada a Ecuador junto con su esposo, Konrad Naumann, un exmiembro del buró político de la antigua República Democrática Alemana (RDA), ocurrió tras unos años de persecución política que la mantuvieron en el ostracismo pese a ser doctora en Educación, título académico que le permitió sobrevivir y que le fue respetado tras la caída del muro de Berlín. A muchos profesionales de la desaparecida Alemania comunista se les obligó a estudiar por considerar que no tenían la misma capacidad técnica.

Por ello, Carmen elogia sin dudar el nivel educativo que la ex-RDA tenía: “Pude estudiar todos los niveles: escuela, colegio y universidad sin que a mis padres les costara un centavo. Me gradué en Berlín de Lengua y Literatura Alemana y Artes Visuales, en combinación con todo lo que es pedagogía, tanto teórica como práctica”.

Recuerda la efervescencia política de los años previos y posteriores a la caída del muro de Berlín, el 9 de noviembre de 1989. Ella trabajaba en una editorial del gobierno, la cual aprovechaba para enviar mensajes subliminales en contra del régimen. Pero nunca fue partidaria de una reunificación alemana, sino que prefería que se diera la oportunidad a una RDA renovada.

Esta posición política y el que se negara a testificar en contra de Konrad Naumann, un importante miembro del buró político del partido Socialista unificado, hicieron que perdiera su trabajo. Era 1985 y aunque no lo conocía, el hecho de que lo defendiera y su forma de ser cuestionadora “lo envolvieron” y terminaron casados.

“No me considero ni víctima ni parte muy activa de la resistencia, más bien la vida me ha llevado siempre, más tarde o más temprano, a cuestionar”, explica.

Ya en la Alemania unificada fue perseguida por su pasado. “No hallaba trabajo ni para cuidar piscinas. Pero un día llegó la oferta de un colegio alemán del exterior que necesitaba profesores de idioma alemán. Mi esposo me apoyó y me dijo ándate nomás que esto te va a enseñar a madurar. Yo tenía 32 años”.

Finalmente obtuvo el trabajo el primer martes de noviembre de 1990 y ese mismo año con su esposo emprendieron la aventura de llegar a Ecuador sin siquiera hablar español. Su contrato empezó el 15 de abril de 1991 como profesora de idioma en el Alemán Humboldt de Guayaquil. Un año más tarde su esposo falleció de infarto, y al quedarse sola y ya sin raíces en Alemania, decidió quedarse.

Desde entonces trabajó 24 años en el Alemán Humboldt de Guayaquil, donde llegó a ser vicerrectora. Paralelamente colaboró con artículos en EL UNIVERSO y desarrolló una labor social que le hizo merecedora del premio Matilde Hidalgo de Procel, por su trabajo con moradoras del sector Cisne 2 en Guayaquil. También el exgobernador del Guayas Carlos Hidalgo la condecoró por méritos a la educación de la juventud.

Pero en el 2014, tras un proceso liderado por el rector de la Espol, Sergio Flores, fue escogida para dirigir el Copol. “No pensaba quedarme, pero cuando me dicen ‘felicitaciones, la elegimos’, me escucho decir ‘muchas gracias, acepto’, porque comprendí que mi ciclo en el Alemán había terminado”.

En el Copol, Naumann plantea a mediano plazo instalar los mecanismos necesarios para lograr una gestión de calidad del proceso pedagógico. Para ello emprende la organización del Bachillerato Internacional para años intermedios y la básica, con el fin de obtener el programa completo con las bases del bachillerato y la escuela ya incluidas por la administración anterior.

Entre las metas a mediano plazo están hallar apoyo para que alumnos con buenas calificaciones puedan estudiar sin que el dinero sea obstáculo, “porque el país necesita cabezas”, así como “lograr que el Copol sea la mejor oferta en el programa curricular Steam (ciencia, tecnología, ingeniería, artes y matemáticas, por sus siglas en inglés), porque esto es lo que significa ser politécnico, una educación holística en la que el que quiera ser escritor lo sea, pero que sea el mejor”. (I)

“El rector tiene un poder increíble en Ecuador. Lo primero que intento hacer es no tomar una decisión sin consultar con el cuerpo académico y declaro la guerra a las estructuras verticales. La globalización obliga a todas las empresas a tener un esquema horizontal”.

Dicen de ella
“Es muy respetada por su experiencia, profesionalismo y seriedad. Queremos la excelencia y para eso se requiere de líderes que busquen también la excelencia”. SERGIO FLORES rector de la Espol

Carmen Naumann busca excelencia educativa en Copol
Viva
2015-05-28T20:03:21-05:00
Llegó a Ecuador hace 25 años tras la reunificación de Alemania. Empezó como profesora de idioma en el colegio Alemán Humboldt, del cual llegó a ser vicerrectora. Quiere lograr que el Copol se afirme como plantel líder en Guayaquil.
El Universo