En el sector de Flor de Bastión, en el noroeste de la ciudad, en las inmediaciones de la antigua procesadora municipal, se estrenará en los próximos días un hogar temporal para mascotas.

El proyecto contempla un centro de acopio, centro médico, bodega, caniles y patio, con todos sus elementos para un correcto funcionamiento: sistema eléctrico, red de distribución de agua, drenaje, sistema de aguas servidas.

Toda la obra está implementada en un área de 540 metros cuadrados.

Carlos Hernández, principal de la Dirección de Infraestructura Comunitaria (DIC), señaló que todos los sistemas están construidos con estructuras metálicas, cuenta con paredes y cubierta, paneles termo-acústico tipo sánduche, jardinería con césped San Agustín y árboles.

En el área de caniles se recubrió con mampostería y acabado de pintura esmalte lavable. El espacio cuenta con un cerramiento perimetral impermeable. (I)