Hace una semana, 23 integrantes del Consejo Provincial presentaron un petitorio formal para que se desarrolle una sesión de consejo extraordinaria para mocionar y solicitar la destitución del prefecto del Guayas, Carlos Luis Morales.

Eran 15 los alcaldes del Guayas pertenecientes al Partido Social Cristiano (PSC) que encabezaron esta solicitud, además de los alcaldes de El Triunfo, Naranjito, Bucay; y cinco presidentes de Juntas Parroquiales.

Según el artículo 336 del Código Orgánico de Organización Territorial, Autonomía y Descentralización (Cootad), la Secretaría, luego de dos días de presentada, debía enviar la denuncia a la Comisión de Mesa, instancia que la calificaría en cinco días y luego en un plazo de diez días recibiría los descargos de las partes.

Publicidad

Una vez finalizada esta etapa, dentro de los siguientes cinco días, la Comisión de Mesa debía presentar el informe y convocar a una sesión extraordinaria del Consejo Provincial, en el término de dos días, señala el Cootad.

Sin embargo, esto ya no será necesario ante el fallecimiento de Morales. Rafael Compte, experto en política y catedrático universitario, explica que la Comisión de Mesa tendría, de manera inmediata, informar a la viceprefecta Susana González, que lideraba el proceso, que este no procede continuar porque se ha producido el fallecimiento del investigado.

"El acto inmediato, que ya debió haberse producido, es que la Comisión de Mesa le diga al seno del Consejo Provincial que ha sucedido esta situación (fallecimiento de Morales) y que por lo tanto ese proceso queda insubsistente, ya no tiene razón de ser", indicó Compte. (I)