Con una misa de cuerpo presente, a las 15:00 de hoy en el camposanto Parque de la Paz, se despedirá a Julio Juan Romero Rivas, director de radio Cristal, fundada hace 62 años por su padre, el fallecido Carlos Armando Romero Rodas.

A las 16:00 de este lunes 29 será el sepelio del radiodifusor de 48 años que murió este domingo, a las 01:15, a causa de un problema renal.

En la sala 5 del camposanto Parque de la Paz, en la avenida León Febres-Cordero, en La Aurora, su madre, Inés Rivas, velaba este domingo el cuerpo que permanecía en la caja cerrada, mientras que las personas se acercaban en fila a darle el pésame.

Junto a ella estaba su hija Ana Luisa Romero, quien cuidaba de que estuviera bien y acompañada todo el tiempo.

Publicidad

Ana Luisa es doctora y una de los cuatro hijos que Carlos Romero tuvo con Inés Rivas.

Sin reparos, Ana cuenta que su hermano era el engreído de don Armando, quien lo acercaba en las mañanas al micrófono para que saludara y diera la hora durante las noticias. Por eso, el público recuerda la voz de un niño diciendo la hora.

“Julito (como le dice con cariño a su hermano), al igual que el resto de sus hijos, representó la parte de esa nobleza del ser humano. Tenía la bondad que a veces las personas la tenemos, pero no la manifestamos. Él la manifestaba en todos los campos. Julio Juan fue una persona muy querida, tanto por la familia como a nivel profesional”, dijo con orgullo Ana Luisa.

Julio Juan asumió la dirección de la radio en el 2004 cuando falleció su padre, pero quien ha estado a cargo de todo el negocio es su madre Inés.

“Mi madre sigue a la cabeza y la economista Angélica Rivas. Si bien es cierto que Julio era la cabeza visible, hay muchas personas detrás, la familia Romero Rivas que no está a la luz pública, pero está en la toma de decisiones”, manifestó Ana Luisa, quien por ahora no quiere señalar si alguien ocupará el cargo de su hermano.

Julio Juan Romero en una entrevista con este Diario, en octubre de 2014. Foto: Ramón Zambrano/EL UNIVERSO

Publicidad

Ella salió al paso para atender a los medios de comunicación porque su madre no estaba en condiciones para ello.

También señaló que su hermano dedicaba mucho tiempo a organizar eventos culturales, programar todo lo que se relacionaba con la sociedad. “Mi hermano estaba muy activo”, dijo en referencia a lo que hacía antes de su fallecimiento.

“Antes de morir mi padre ya estaba encargado de organizar los programas, de entablar diálogos con personajes de la política nacional, con artistas, en deportes. Se diversificaba para tratar de recopilar todas las actividades del quehacer de una emisora, no solo de hacer música”, puntualizó Ana Luisa.

Julio Juan era divorciado y no tenía hijos. (I)