EL UNIVERSO no ha publicado ni está publicando encuestas electorales. Si decidimos hacerlo, lo haremos expresamente.

Guayaquil mira hacia una tecnología eléctrica que ya se aplica en 25 países

bus-electrico-Guayaquil-Villon
Jorge Villón Reyes
Jorge Villón Reyes
9 de Diciembre, 2018
9 Dic 2018

En Lancaster, localidad situada a una hora de Los Ángeles, en California (EE.UU.), conviven dos tipos de buses que dan el servicio de transporte público: los de diésel y los eléctricos. Estos últimos forman parte de un recambio, de una transición.

El concejo de esa ciudad decidió apuntar a la tecnología eléctrica como una vía para reducir las emisiones contaminantes de los buses a diésel. Así, Antelope Valley Transit Authority (AVTA), que maneja una flota que da servicio en el área, tiene ya 35 de sus 85 unidades eléctricas, que en vez de tener un motor a diésel poseen batería de hierro de fosfato para su funcionamiento.

Esta ciudad del estado de California, junto a Nueva York, San Francisco y otras de EE.UU. están en la lista de urbes que han fijado como meta el 2030 y 2040 para cambiar sus flotas de buses al sistema eléctrico.

¿Por qué el cambio? Los buses eléctricos no consumen combustible fósil, pues las baterías se alimentan de energía a través de electrolineras, que son puntos de carga, explica Mark Perry, jefe de Mantenimiento de AVTA.

De esa tecnología son los 20 buses que ha adquirido la compañía Saucinc, con financiamiento de la Corporación Financiera Nacional (CFN), para ponerlos a circular en Guayaquil en marzo del 2019.

Y aunque esa cantidad apenas representa menos del 1% del parque de buses de Guayaquil, con la adquisición Ecuador se ha metido en el listado de unos 25 países que ya cuentan con buses eléctricos.

Un informe de la firma Bloomberg New Energy Finance refiere que China es el mayor productor y usuario de buses eléctricos. Las ventas en esa nación aumentaron a 69.000 unidades en 2015 y a 132.000 unidades en 2016. El número en Europa alcanzó algo más de 2.100 en 2017.

BYD, fabricante chino que produjo los buses para Saucinc, calcula que solo la flota que viene a Guayaquil dejará de emitir 1’894.900 kilos de emisiones contaminantes al año.

José Silva, presidente de Saucinc, dice que la adopción de esta tecnología supone un ahorro al Estado por el subsidio del diésel que se dejará de usar. Estima que en 15 años (tiempo que dura la batería de un bus eléctrico) se ahorrarían unos $15 millones por subsidio.

Por eso, considera que el Estado debería abrir un abanico de incentivos o bonificación a quienes adopten esta nueva tecnología, que por ahora es costosa. Cada bus bordea los 400.000 dólares.

Los apoyos forman parte de las políticas que han adoptado ciudades en otros países decididas a ir hacia lo eléctrico. En California, donde el pasaje cuesta $ 1,50, a más de apoyo para la compra de buses eléctricos, se están otorgando otros incentivos. Ellos reciben un crédito de energía por cada 800 kilovatios usados por un bus y eso les sirve como un apoyo, dice Perry.

Los chinos, que cuentan con flotas eléctricas, entregaron incentivos para que las empresas de transporte se alineen a esta tecnología. El pasaje en ciudades como Shenzhen, pionera en el sistema, cuesta 2 yuanes ($0,30) y está subsidiado.

En Guayaquil se baraja la posibilidad de una tarifa de $ 0,35 para el servicio de bus eléctrico, que será diferenciado, pues contará con wifi, aire acondicionado.

Fernando Amador, director de transporte público de la Autoridad de Tránsito de Guayaquil (ATM), explica que está en marcha un estudio para determinar valores y fijar la tarifa.

Dice que el estudio consta de dos partes: el análisis de la tarifa actual y un análisis por tarifa diferenciada por servicios mejorados (climatización, wifi).

El funcionario señala que la aprobación de una tarifa diferenciada para estos buses dependerá de una decisión del Concejo Cantonal.

Paradas de buses eléctricos contarán con señalización

Los primeros buses eléctricos de la línea 89 que circularán en Guayaquil en marzo próximo tendrán paradas señalizadas, para que los usuarios puedan diferenciarlos.

Fernando Amador, director de Transporte público de la Autoridad de Tránsito Municipal (ATM), asegura que cada tres cuadras estarán las paradas de los buses eléctricos.

La ruta que maneja la compañía Saucinc va desde la ciudadela Sauces hasta el centro de la ciudad.

Amador sostiene que esa ruta se mantendrá. La idea de señalizar las paradas apunta a ordenar la frecuencia, la ubicación y hacer más eficiente la operación.

Los buses diariamente recorrerán un promedio de 240 km, lo que les da un margen de duración de las baterías, pues estas pueden durar hasta 300 km. (I)

Guayaquil mira hacia una tecnología eléctrica que ya se aplica en 25 países
Comunidad
2018-12-09T10:42:52-05:00
La ATM señala que se realiza estudio para la tarifa diferenciada de este tipo de unidades.
El Universo

Lo más leído