La peculiaridad de estos elementos de cocina es el diseño. Las formas que tienen algunas tablas de picar, que se asemejan a piezas de un rompecabezas o portavasos hexagonales, le dan ese toque personal de Ana Cristina Lecaro, creadora de Casa Lalé

Ella comenzó con este emprendimiento hace un año y medio motivada por su gusto y habilidad en el diseño y por tener un negocio propio.

“Guayaquil me parece una ciudad muy cara, entonces pensé en ofrecer una alternativa de regalos y detalles lindos y no tan caros, que sean implementos que se puedan aprovechar en reuniones sociales, que inviten a compartir un momento comiendo”, dice.

Publicidad

Comenzó con tablas para piqueos, bandejas y portavasos de madera natural, en colores claros.

Desde el inicio se encarga de los modelos con ideas que plasma en papel y lápiz, ya que es más apegada a esta técnica que a hacerlo en una computadora con programas de diseño, para que luego artesanos hagan el elemento con materiales de proveedores nacionales.

Esta fanática del queso y el vino asegura que el monto inicial no fue tan fuerte y que el uso de las redes sociales fue de mucha ayuda para darse a conocer.

Publicidad

A más de tener la línea de madera, ahora cuenta con charoles en acrílico, un material que asegura le permite trabajar con diseños más coloridos, combinando diferentes tonos en un mismo elemento.

También cuenta con tablas parrilleras que retienen el jugo de las carnes asadas y mesas auxiliares de playa.

Publicidad

Aunque cuenta con elementos en stock aconseja hacer el pedido con dos días de anticipación. Para diseños personalizados, recomienda hacerlo una semana antes.

Entre los elementos más baratos hay unas canoitas para colocar frutos secos a $ 15 y un portacopas a $17. El costo de los demás elementos está entre $ 30 y $ 50. No ofrece servicio a domicilio. Todos los elementos son entregados con empaque de regalo.

Algunos de sus productos están en Marriott, atrás de Village Plaza y en AMHA Design, en Samborondón Business Center. (I)