En la ciudad hay organizaciones de jóvenes legalizadas y con fines sociales, pero también hay pandillas que surgen sin control en diferentes sectores y planteles.
Con operativos al interior de los planteles, las entidades de seguridad buscan combatir el microtráfico de drogas.