El náufrago Salvador Alvarenga, que dice sobrevivió un año a la deriva, se reunió en México con la familia de su compañero fallecido Ezequiel Córdova.
La iglesia Bethel Gospel Assembly recordó ayer en un servicio religioso a las dos feligreses que murieron en la explosión de Harlem (EE.UU.).