En un galpón en las afueras de Cuenca se encontró, en julio del 2017, un establecimiento que reenvasaba, reetiquetaba y reencapsulaba medicamentos. Se decomisaron más de 18 toneladas de medicinas falsificadas (caso Mediveza).
Los controles de Arcsa incluyen las provincias fronterizas del país como en El Oro.