Los movimientos buscarán ir más allá de las calles en 2012