Grupos de venezolanos con gran número de maletas arriban a Guayaquil y otros optan por seguir su camino hacia Perú y Chile. Salen de Venezuela por la crisis de ese país.
Venezolanos residentes en Guayaquil suelen entregar comida a sus compatriotas que llegan de Tulcán, hacen una pausa en la terminal y siguen hacia destinos del sur del continente.