En el nuevo libro de Lasso se percibe un plan de Gobierno