Zoila Vidal, de 79 años, clasifica su maíz en su casa en la comunidad Manzanilla, en Azuay. Allí, cuando no es invierno, no se dispone de agua para el riego de los sembríos ni para el ganado.
Wilson Valepucha muestra parte del cacao que la helada negra dañó en la parroquia Loma de Franco, en Palenque. Asegura que este año su cosecha se ha ‘quemado’ en un 50%.