Caminosca y firmas de papel, en el expediente de Ricardo Rivera