El Partido Social Cristiano se convirtió en la primera fuerza política del país, según los resultados de las elecciones del 24 de marzo pasado.
Assad Bucaram y Jaime Roldós fueron líderes de Concentración de Fuerzas Populares.
El entonces presidente León Febres-Cordero saluda al alcalde Abdalá Bucaram, en 1984.