El prefecto de Manabí, Mariano Zambrano Segovia, dio una rueda de prensa el miércoles pasado. No respondió preguntas de los periodistas sobre los contratos de sus empresas con el Estado.
Afiche en la empresa Marzam, del prefecto y su hijo.