El uruguayo Eugenio Figueredo asumió este martes la presidencia de la Conmebol (Confederación Sudamericana de Fútbol) en reemplazo de Nicolás Leoz, quien renunció al cargo hace una semana en medio de un escándalo de sobornos.

"No habrá preguntas ni contestaciones. Solamente leeré un comunicado de la Conmebol pero antes comunico que Leoz, con quien trabajé en el fútbol sudamericano desde hace 40 años, tuvo una emotiva despedida en la reunión con presidentes de asociaciones y miembros del comité ejecutivo", dijo Figueredo, de 81 años.

Leoz, de 84 años y con secuelas de cuatro operaciones del corazón, asistió al acto de despedida tras abandonar el hospital Migone, de su propiedad, en donde estuvo ingresado desde ayer.

Publicidad

Figueredo asumió sus funciones el mismo día en que el juez de ética de la FIFA (Federación Internacional de Asociaciones de Fútbol), Joachim Eckert, falló que el expresidente de la FIFA, Joao Havelange, su yerno Ricardo Teixeira y Leoz recibieron sobornos entre 1992 y 2000, de la compañía ISL.

Eckert señaló en Suiza que si bien la conducta de los tres precede al código de ética actual de FIFA, en vigor desde el año pasado, fue una conducta "moral y éticamente reprobable". Precisó que "no hay más procedimientos relacionados con el tema ISL en contra de cualquier otro directivo del fútbol".

"En cumplimiento de las disposiciones de aplicación del Estatuto de la Conmebol, se confirma que Figueredo ejercerá funciones de presidente hasta la finalización del mandato actual en 2015", dijo el comunicado de la Confederación.

Publicidad

También indicó que "Figueredo es designado miembro del comité ejecutivo de FIFA en representación de esta Confederación", aunque aclaró que será confirmado en esa función específica el 29 de mayo en la Isla Mauricio, un día antes del congreso ordinario de FIFA.

No se informó quién será el vicepresidente hasta 2015.

Publicidad

Figueredo nació el 10 de marzo de 1932 en Santa Lucía, Uruguay. Fue futbolista activo en el club Huracán Buceo, como lateral derecho, y presidió esa institución entre 1971 y 1972. Se desempeñó ininterrumpidamente en la vicepresidencia de la Conmebol desde 1993.