El alcalde Jaime Nebot dijo ayer que dispuso la entrega, sin costo, de quioscos a comerciantes no videntes para que operen desde allí y dejen la vereda afuera de un local de venta de electrodomésticos ubicado en la av. 9 de Octubre y García Avilés, en pleno casco urbano.

Al referir que el Cabildo da un trato especial a los ciudadanos con discapacidad, Nebot indicó que ordenó la ubicación de quioscos para no videntes en la av. 9 de Octubre, malecón Simón Bolívar y ciertas plazas. Refirió que si hay el “capricho” de seguir en 9 de Octubre y García Avilés, en una mesa artesanal para alquilar teléfono y vender comida, no lo permitirá porque “la ley está por encima de los que pueden ver y de los que no pueden ver”.

En días anteriores, policías metropolitanos impidieron a los no videntes vender sus productos en el sitio, por lo que hubo roces. Ayer, unos diez vendedores y sus familias hicieron un plantón en el lugar y luego presentaron, en la Corte del Guayas, una acción de protección por supuesta violación a su derecho al trabajo. La Defensoría del Pueblo vigila el caso.