La menor, por medio del programa Primer Astronauta, que la Fuerza Aérea Ecuatoriana (FAE) y la Agencia Espacial Civil Ecuatoriana (EXA) lanzaron en el 2006, logró formar parte del equipo que ayer estableció el récord Guinness del humano más joven en experimentar la microgravedad.

Velasteguí recuerda que cuando presentó el proyecto fue una de las seleccionadas  y desde ese momento contó con el asesoramiento de Ronnie Nader y Patricio Salazar, jefe del Departamento  Aéreo Espacial de la FAE.

“Trabajamos en el proyecto y ahora me siento orgullosa de que gracias a él establecimos un récord”, sostuvo Velasteguí, quien fue nombrada investigadora científica juvenil.

La joven, quien es oriunda de Riobamba y estudió en la unidad educativa María Auxiliadora, de la misma localidad, se mostró feliz y orgullosa de su proyecto.

“Desde pequeña me gusta investigar. Estudié física y deseo ser la primera astronauta mujer en el país y una gran investigadora”, sostuvo.

Explica que durante el vuelo, luego de la adaptación, comenzaron a trabajar en el proyecto y a controlar los niveles de los menores y así experimentar su tesis en la realidad.

Esta estudiante continuará trabajando en nuevos proyectos con EXA y la FAE en busca de una nueva misión que se pretende se realice en julio.