Martes 19 de octubre del 2004 El Gran Guayaquil

Discapacitados tienen servicio de transporte

http://src.eluniverso.com/2004/10/19/0001/18/files/66849-2007-f2500.jpg

Heriberto Navarrete es conducido por su hermano Arturo hasta una de las furgonetas que prestan servicio a personas que sufren discapacidades. Al vehículo se le adapta una rampa para facilidad del usuario.

En la fundación Margarita Enderton se brinda el servicio a personas que usan sillas de ruedas.

En Ecuador existen 1’200.000 personas que sufren de algún problema motriz, según el Consejo Nacional de Discapacidades (Conadis). La cifra no está dividida por ciudades, pero en Guayaquil las personas que padecen del mal empiezan a agruparse.

La lucha más reciente la ganaron el domingo, en que pudieron sufragar, luego de una campaña que impulsó María Cristina Kronfle, quien a sus 18 años se interesó por el tema, al no poder ella caminar.

Heriberto Navarrete, un analista de sistemas, cuadrapléjico, también busca facilitar la vida a quienes como él no pueden trasladarse con facilidad, en una ciudad donde los lugares con acceso a discapacitados son escasos. Él es el director del proyecto Transporte Para Todos, que maneja la fundación de ayuda social Margarita Enderton.

Navarrete atiende sin problemas el proyecto que consiste en un servicio de transporte puerta a puerta para personas que utilizan silla de rueda.

En la sala de su vivienda, ubicada en la ciudadela Ferroviaria, se sienta frente a su laptop, rodeado de computadoras personales. Contesta las llamadas de sus pasajeros ya sea en una de las dos líneas de teléfono convencional o en el celular que lleva guindado al cuello. Así como los taxi amigo, Navarrete tiene a sus órdenes una recepcionista y una asistenta, que se encargan de controlar al chofer de turno.

Es ahí, en casa de la familia Navarrete donde se materializa esta labor de la fundación Margarita Enderton.

Junto a su madre Margarita de Navarrete, presidenta de la Fundación, empezó a dar el servicio de transporte hace dos años a amigos y conocidos, aunque la organización de ayuda social existe hace cuatro años, dice.

Indica que junto a ellos trabaja un grupo de profesionales capacitados, cuadrapléjicos como su hijo Heriberto.

Entre ellos incluye a Leonor León, egresada en informática y a Juan Francisco Carchi, técnico en informática.

Desde hace dos años, los tres profesionales se encargan de la difusión del servicio de transporte y de mantenerse en contacto con dos asociaciones de parapléjicos para proporcionarles transporte.

Heriberto Navarrete afirma que el sistema se financia con autogestión. Los vehículos utilizados son dos furgonetas Volkswagen adaptadas para el transporte de usuarios que usan silla de rueda.

Los vehículos son bajos. Se les ha retirado los asientos a fin de que el cliente viaje en su silla, que es asegurada con un cinturón.

En una de las furgonetas van dos personas y en la otra hasta tres. Están dotadas de manubrios detrás de los asientos delanteros para que los usuarios pueden sostenerse.

Jairo Vargas, uno de los choferes, muestra cómo se ayuda a subir al cliente en la que se coloca una rampa.

No dice cuántas carreras se hacen al día, pero revela que tienen entre 30 y 40 clientes frecuentes, que viajan solos o acompañados, como en cualquier otro carro de alquiler.

Heriberto y Jairo recalcan que el servicio debe solicitarse con un día de anticipación.

APUNTES

Oficinas
La Fundación Margarita Enderton y su proyecto Transporte Para Todos (TPT) funcionan en la planta baja de la vivienda de la familia Navarrete (Cdla. Ferroviaria, avenida 4ª 401 y Calle 8ª).

Teléfonos
Para contratar los servicios del sistema de transportes para usuarios de sillas de ruedas se puede llamar a los teléfonos 220-5317 y 220-2391. También a los teléfonos celulares 09 840-2184 de BellSouth o al 09 716-5622 de Porta.

Valor
El costo del transporte de lunes a viernes oscila entre $ 2,50 y $ 3,50 e incluye a los acompañantes del pasajero, como ocurre con un taxi convencional.
Normalmente la tarifa de Transporte Para Todos excede la de los taxis convencionales, pero llega hasta cuatro dólares por servicios especiales.

Nombre
La Fundación fue bautizada con el nombre de la abuela materna de Heriberto Navarrete. Hace cuatro años Margarita de Navarrete decidió crear esta fundación en honor de su madre porque ella era una mujer generosa que siempre miró al entorno y murió a los 100 años. Su hijo Heriberto, de 39 años, tuvo un accidente a los 17 años, el que lo dejó cuadrapléjico.

El Gran Guayaquil

Diseño

© Copyright 2009. Compañia Anónima EL UNIVERSO. Todos los derechos reservados.