La familia Bucaram había pedido a la Presidencia de la República un permiso especial para que Abdalá pudiera asistir al sepelio de su hermano Adolfo, quien falleció la madrugada del domingo.
Copiar enlace