¿Qué hacer después del parto?

Contracciones dolorosas, agotamientos, depresión, sangrados, entre otros, son los eventos que se presentan en la etapa del posparto.

Carmen Martínez Santos, ginecóloga-obstetra, indica que este periodo comprende las seis semanas siguientes al parto y se divide en posparto inmediato, mediato y tardío.

“Es importante tener cuidados generales y especiales. Entre los generales es saber la cantidad de pérdidas de sangre llamadas loquios, pueden durar unos 30 a 40 días, durante los cuales irán cambiando de aspecto. Si en algún momento aumenta la cantidad, se produce hemorragia o tiene mal olor, comunicar a su médico”, refiere Martínez.

Estos cuidados se complementan con una buena alimentación, ya que la madre entra en la etapa de la lactancia y es cuando más energía necesita y el aumento de otros elementos para asegurar su buen estado nutricional y del bebé.

La nutricionista Lorena Miranda, señala que una dieta equilibrada es la mejor inversión que una madre lactante puede darle a su niño. “Los nutrientes absorbidos en los primeros meses de vida ayudan a que el bebé crezca sano brindándole, al mismo tiempo, un modelo de bienestar para el futuro”, refiere.

La especialista recomienda los siguientes nutrientes:

Energía: La madre debe recibir un suplemento calórico de 500 Kcal respecto de una dieta de una mujer no embarazada y la dieta no debe ser nunca inferior a 1.500 Kcal por día.

Proteínas: Se recomiendan diariamente 20 gramos adicionales durante el primer semestre de la lactancia y 15 gramos en los seis meses siguientes.

Minerales: Calcio y fósforo, en ambos 1.500 mg por día y hierro 18 mg por día.

Vitaminas: Los requerimientos de vitaminas hidrosolubles (C, B1, B2 y ácido fólico) y de las liposolubles (A, D y E) aumentan durante la lactancia. Si la alimentación materna es variada y equilibrada, no se necesitarán suplementos farmacológicos.

Agua: La leche materna contiene del 85 al 90% de agua, lo que requiere un consumo diario de 2 a 3 litros de agua al día.

Además de los cuidados médicos y nutricionales, las nuevas mamás también necesitan recuperar su figura y para realizar este trabajo existen lugares especializados que la ayudan a conseguirlo.

Graciela Zurita, de Juvenia Wellness & Beauty Center, centro estético ubicado en Urdesa central (Guayaquil), manifiesta que después de un alumbramiento la piel pierde elasticidad, aparecen estrías, hay retención de líquidos y pueden presentarse cúmulos de grasa en ciertas zonas del cuerpo, sobre todo en abdomen, así como la flacidez.

Zurita aconseja esperar ocho semanas después del parto para iniciar un tratamiento estético y tres meses si fue un alumbramiento mediante cesárea. Los tratamientos que ofrecen son:

- Drenaje linfático que disminuye la hinchazón del abdomen y piernas.

- Ultracavitación para eliminar la grasa.

- Electroestimulación y vendas frías para disminuir la flacidez, así como la radiofrecuencia que tensa la piel flácida y desaparece estrías.

- Mesoterapia (siempre y cuando no esté dando de lactar).

* Los procedimientos con aparatología se aplican dependiendo de la necesidad de cada mujer, por lo que se hace una evaluación y se elabora un plan personalizado.

En tanto que en Lorena Miranda Estética y Nutrición cuentan con tratamientos no invasivos para eliminar esos ‘problemitas’ estéticos.

- Presoterapia facilita el retorno venoso y el drenaje linfático.

- Gimnasia pasiva restablece el tono muscular.

- Lipoláser estimula a la célula adiposa a que libere gran parte de su contenido para que sea drenado y metabolizado naturalmente por el cuerpo.

* También ofrecen ultracavitación y radiofrecuencia.

Te recomendamos estas noticias

Suscríbete y recibe más noticias directamente en tu correo
Correo: