Mirar hacia el interior y disfrutar, la enseñanza del maestro Surinder Singh

Gabriela Jiménez
Miércoles, 9 de Septiembre, 2015 - 21h55
9 Sep 2015

En su primera visita a Ecuador y a América, el maestro indio Surinder Singh comparte su experiencia en las prácticas de yoga y meditación.

Nacido en Punjab, India, Surinder dejó su trabajo como ingeniero automotriz para dedicarse por completo a las prácticas espirituales hace doce años. Desde entonces, cientos de personas llegan a su escuela en busca de paz interior.

Con una amabilidad imperturbable y sonrisas que arrugan los músculos alrededor de los ojos, llegó a Guayaquil para participar en el Sadhana Yoga Conference y aceptó conversar con EL UNIVERSO y grabar dos técnicas de respiración que lo ayudarán a limpiar las fosas nasales, energizar el cuerpo y disfrutar del presente. 

Cuando habla de su práctica, resalta la influencia de su madre en su vida espiritual. ¿Qué hizo ella para que usted se una al camino del yoga y la meditación?

Yo recuerdo que desde que yo era muy niño, mi madre se despertaba en la madrugada a practicar meditación. Yo me preguntaba qué hacía ella ahí tanto tiempo sentada. Recuerdo que mi madre era una persona muy serena, muy calmada, nunca la veía nerviosa o inquieta, siempre sonreía. Cuando crecí comencé a comprender a mi mamá. En la vida normal, si algo nos sucede, inmediatamente la gente se pone nerviosa, la energía se nos baja... Cuando eso sucede es el momento ideal para ver hacia adentro.

¿Cómo mirar hacia adentro?

Dios (entendido como una energía que vive dentro de cada ser y partícula del universo) nos ha dado la oportunidad de cerrar los ojos. Cuando el cuerpo está cansado, podemos cerrar los ojos, podemos continuar siendo conscientes, podemos conectar con nuestra verdad interior.

A veces cerramos los ojos, pero nuestra mente tiene mucha actividad. Cuando logramos calmar la mente, entonces vemos nuestra virtud interior.

Esto nos ayuda a entendernos a nosotros mismos, a desarrollar calma interior. Aprendemos a controlar y mantener en equilibrio las emociones. Entonces, desde esa tranquilidad podemos tomar decisiones.

Tenemos párpados que podemos abrir y cerrar cuando queramos. Cuando los abres, disfrutas afuera. Cuando los cierras, disfrutas adentro. Es nuestra decisión, tenemos la oportunidad de hacerlo. Esto es lo primero que aprendí de mi madre.

Lea también: El yoga vibra en Guayaquil

¿Qué sucede cuando cerramos los ojos?

Poco a poco, los sentidos que están hacia afuera, empezamos a llevarlos hacia adentro. Por su puesto, la meditación y el yoga es un sendero hacia el interior. Nos ayuda a aprender y escuchar nuestra verdad interior, y cómo reflejar estas acciones buenas hacia afuera. Es un camino que nunca acaba.

Usted es un ingeniero automotriz y tenía un trabajo de oficina, ¿cómo cambió su vida para dedicarse por completo a la práctica y enseñanza de yoga?

Cuando estaba trabajando como ingeniero, tenía mucha presión. Todos tenemos presiones. Pero tenemos que aprender cómo liberarnos de esa presión, no quejarnos de ella. Ser positivos, ser proactivos. Yo había aprendido esto de mi madre. Entonces, empecé mi práctica de yoga cuando tenía mucha presión.

Claro, tenemos necesidades básicas. La comida, por ejemplo. Necesitamos comida, y tenemos que trabajar para comer. Si no hay trabajo, no hay comida, entonces hay que trabajar. Una vez que tenemos comida, sabemos que algo falta. ¿Qué es lo siguiente? La vida no es solo levantarte, desayunar, hacer cosas, divertirse e ir a dormir. El propósito de la vida es diferente. El propósito es ser felices.

¿Cómo encontrar la felicidad?

Para ser felices tenemos que entender que tenemos una mente, un cuerpo y un espíritu. Así como el cuerpo necesita alimento, el alma necesita alimento. En el cuerpo, la comida es un requisito; así mismo el alimento espiritual es necesario. Esa es la felicidad. La paz, el silencio interior, la entrega.

Lo que disfruto hacia afuera es la primera fase del camino, pero si voy hacia adentro, te aseguro, vas a disfrutar más.

Lea también: Los 5 principios básicos del yoga para cuidar la salud

¿Cuál es la diferencia entre Dios, mente y espíritu?

No hay diferencia entre Dios y espíritu. La diferencia la crea la mente.

Por ejemplo, yo nací en la India y tú en Ecuador. Pero mi cuerpo y tu cuerpo es el mismo. Sí, yo soy hombre y tú mujer, pero esas son diferencias para los ojos, para ese sentido; pero la ciencia espiritual ve el alma y ahí no hay hombre ni mujer, somos iguales.

Cuando entramos a una meditación profunda, y nuestra mente se vuelve más espiritual, se manifiesta la presencia del amor. Entonces, actúas desde el amor, no desde el ego.

No hay esa diferencia entre Dios y el alma, porque el verdadero ser actúa desde el corazón, desde el alma. Es el "yo" falso, el ego, el que crea diferencias entre tú y yo.

La mente es un instrumento que nos ayuda a vivir las experiencias del mundo, mientras la mente se vuelve más pura, entonces podemos conectarnos más entre nosotros. Para los grandes yoguis y monjes, todas las personas son iguales. Ellos ven y actúan desde el corazón.

¿Cómo superar la barrera de la mente para conectar con el espíritu?

La mente tiene muchas capas y no nos permite ir a lo más profundo. Es como un coco, que adentro es muy suave y delicioso, pero tiene una corteza muy dura. Los humanos tenemos la tendencia a correr hacia afuera, incluso cuando cerramos los ojos, la mente sigue corriendo.

A veces puede ser difícil, pero debes mantenerte firme, escucha tu voz interior. Si realmente quieres ir hacia el interior, libérate de todas esas capas.

Lea también: ¿Cómo adiestrar la mente para ser feliz?

La ciencia moderna está confirmando los beneficios del yoga y la meditación. ¿Qué piensa sobre la relación entre la ciencia moderna y estas prácticas tradicionales en Oriente?

La ciencia del yoga es muy antigua, la ciencia moderna es muy nueva. Las dos son buenas. La ciencia moderna nos ayuda a cómo disfrutar el mundo de afuera, y la ciencia espiritual nos ayuda a cómo disfrutar el mundo de dentro. Tenemos que encontrar ese balance.

Para verse bien, las personas van al 'Mall' y compran ropa y hacen más cosas en el cuerpo físico. Piensa que también te quieres ver bonito por dentro. Para la belleza interior tengo que practicar meditación, yoga, purificar mi mente. Así puedo disfrutar la vida interior y exterior. Yoga es balance.

La ciencia moderna, por ejemplo, nos liberó de la oscuridad del exterior. Tenemos luces que nos permiten seguir haciendo cosas en la noche, que podemos encender y apagar. Pero adentro, al cerrar nuestros ojos, aún hay mucha oscuridad. La ciencia espiritual nos ayuda a encender la luz interior. Eso no podemos ir a comprar en el mercado.

Yo aprecio mucho el trabajo de la ciencia moderna porque aquí en Occidente quieren ver las cosas con mucha lógica. Entonces, si la ciencia moderna comprueba los beneficios de la meditación y el yoga, entonces más personas van a disfrutar de la luz interior.

Pero mi consejo es: No esperes a que la ciencia te diga que funciona, practica, comprueba los resultados, descubre tú mismo los beneficios, toma tú esa ventaja. (I)

Lea también: Monje Khenpo Tenzin: "Comprender que nada es permanente nos da felicidad"

Mirar hacia el interior y disfrutar, la enseñanza del maestro Surinder Singh
Salud
2015-09-09T22:12:15-05:00
Surinder Singh es un reconocido maestro indio que llegó a Guayaquil para compartir sus enseñanzas de yoga y meditación en el Sadhana Yoga Conference.
El Universo
Suscríbete y recibe más noticias directamente en tu correo
Entérese a primera hora de las noticias de Ecuador y del mundo