La droga entraba en España en envíos aéreos de paquetería procedentes de Hong Kong, "camuflada en paquetes de café", precisó la Guardia Civil en un comunicado.
Copiar enlace
Proyecto de museo en Hong Kong
Copiar enlace

Páginas