Guayaquil: Padre habría matado a sus 4 hijos, a su pareja e intentado suicidarse

Naylea, de 12 años, Jordy, de 10, Esther, de 4, y Elías, de 3, no volverán a jugar, a sonreír, a soñar, a ir juntos a su iglesia ni a la escuela. Tres de ellos y su madre, de 30 años, quisieron huir de un trágico destino y no pudieron.

Su progenitor habría cerrado ayer la puerta de la casa, según investigaciones preliminares de las autoridades, luego de que supuestamente apuñalara en la barriga al más pequeño, que estaba acostado boca arriba en un colchón sobre el piso, en la sala de la vivienda, en la coop. Mélida Zalamea de Toral, en Las Malvinas, sur de Guayaquil.

Luego de asesinar a Elías, él, de 38 años, habría perseguido a sus otros hijos y a su conviviente, a quienes apuñaló por la espalda en varias ocasiones, causándoles la muerte, dijeron autoridades. Se presume que para borrar la escena del crimen, intentó incendiar el domicilio.

Fue el humo el que alertó al amanecer a los vecinos, quienes al tratar de ayudar a las víctimas tumbaron la puerta y se encontraron con la sangrienta escena. Cinco muertos en total: cuatro niños y la progenitora.

El hombre al ver a los vecinos corrió al baño, donde se cortó en el cuello, en un intento por suicidarse, contaron vecinos y autoridades. Fue llevado en una ambulancia al hospital del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS).

Escenas de dolor y conmoción se registraron ayer cuando vecinos, familiares y personal que prestaba ayuda, como médicos, no pudieron contener las lágrimas tras ver el cuadro. Los cuerpos, bañados en sangre, estaban a pocos pasos de la puerta principal. Algunos moradores tuvieron que ser atendidos momentáneamente en ambulancias que llegaron al lugar.

Vecinos no salían de su asombro por lo ocurrido, ya que, al parecer, se trataba de una pareja sin problemas aparentes. “Eran tranquilos. Siempre andaban juntos con sus hijos. El señor pasaba saludando todos los días y me decía: ‘Dios la bendiga, hermana’”, relató una vecina. Otros testigos contaron que a eso de las 05:00 escucharon que los niños gritaban. Y unos supuestamente alcanzaron a oír que decían: “No lo hagas, papito”, pero pensaron que los estaban castigando.

Una hermana de él dijo que este habría intentado suicidarse por tres ocasiones. La última vez, el sábado último. Ahí su esposa lo alcanzó a bajar con vida de una cuerda, dijo Karen J.

Depresión

El hombre, que trabajaba en una empresa de lubricantes, quedó desempleado hace poco, agregó su hermana, y desde ahí no quería buscar trabajo. “Se quería suicidar. No quería hacerse ver, pasaba deprimido, mi cuñada lo cuidaba”, contó.

Compañeros de la hija mayor indicaron que la niña faltaba mucho a clases y, al parecer, tenía bajas calificaciones, pero que jamás comentó si existían problemas en su hogar.

Víctor Araus, jefe de la Dinased, comentó que el progenitor abrió la llave del cilindro de gas y colocó encima un paño con fuego. A todas las víctimas las asesinó con cuchillo.

Más tarde, el fiscal Víctor González indicó que en el lugar se encontraron dos cuchillos y que el sujeto se encontraba estable y a la espera de la audiencia de formulación de cargos. Explicó que se lo procesará por femicidio (por las mujeres) y por asesinato (por los niños), y que la pena podría ser de hasta 40 años de prisión. 

Pericias

Al lugar llegaron miembros de élite de la Policía, como el GIR, porque al inicio se reportó una explosión. Luego se conoció que el hombre habría intentado prender fuego en 6 lugares.

Miembros de Criminalística y de la Dinased levantaron evidencias, entre las que constaban preservativos y juegos de carácter sexual, dijo el fiscal. (I)

Te recomendamos estas noticias

Suscríbete y recibe más noticias directamente en tu correo
Correo: