Consumidores de Estados Unidos aprovechan gangas de Viernes Negro, pero prefieren la web

El tradicional “Viernes Negro“, que convoca a multitudes en las tiendas, está en pleno apogeo en Estados Unidos pero se vigorizó la tendencia de los últimos años de comprar en la web.

El “Viernes Negro” (Black Friday) es el día siguiente al feriado del Día de Acción de Gracias y las grandes tiendas ofrecen rebajas de hasta más de 50%.

Históricamente millones de estadounidenses llegaban a pasar la noche ante las puertas de los negocios para no perderse las gangas, pero el auge del comercio en línea cambió esa costumbre.

Wal Mart, la mayor red de tiendas de Estados Unidos, lanzó sus ofertas a medianoche en internet y además abrió sus puertas la noche del jueves. Target, otra cadena, también empezó a vender en línea por la noche y había estado abierta durante el feriado del jueves.

Target dijo que los televisores fueron los artículos más demandados: 3.200 aparatos por minuto vendidos en las primeras horas tras la apertura de sus locales.

La temporada de ofertas, que se extiende hasta el llamado “Ciber Lunes” (Cyber Monday), cuando los artículos son aún más baratos comprados en la web, es un buen indicador de la salud del consumo de los estadounidenses.

Las gastos de los consumidores son casi el 70% del PIB de Estados Unidos, contra 55% de Alemania por ejemplo. Tamaño porcentaje evidencia que los estadounidenses gastan mucho, especialmente en productos importados.

Unos 137 millones de personas, o sea seis de cada 10 estadounidenses, harán por lo menos una compra en esta temporada de ofertas, estimó la asociación nacional de comercios minoristas (NRF).

Esos consumidores gastarán unos 137.400 millones de dólares, según Neil Saunders, del gabinete de análisis Conlumino.

“Hoy estamos fuera”

El ciclo de los salarios juega un papel importante, destacó Chris Christopher analista de la firma IHS. “Que los consumidores hagan sus compras uno o dos días después de haber cobrado (su salario) es un factor importante para las ventas minoristas“, indicó.

De todas formas, señaló que el “Viernes Negro” no será tan intenso como en el pasado debido a que la temporada de ofertas arrancó a inicios de noviembre y, además, por la explosión de las compras en la web.

Amazon.com, gigante del comercio minorista en internet, espera que sus ventas superen el récord del año pasado cuando 54 millones de bienes fueron comprados en todo el mundo solamente en la jornada del viernes.

“Muchos minoristas abrieron también sus puertas el jueves -“Jueves Gris“- y eso canibaliza las ventas del viernes“, acota Christopher.

El bajo desempleo (4,9%) y las señales de leves mejoras en los salarios, pueden facilitar el incremento de las ventas.

El primer indicador de la confianza de los consumidores tras la elección del republicano Donald Trump mostró una mejora mayor a la esperada.

Pero la locura consumista típica de la época, genera igualmente algún desdén. REI, una tienda de artículos deportivos y de excursión, decidió hacer como el año pasado y permanecer cerrada. “Hoy estamos fuera“, dice un mensaje en su sitio de internet. Añade que sus 12.000 empleados tienen el día libre y que los pedidos vía web serán procesados desde el sábado. (I)

Te recomendamos estas noticias

Suscríbete y recibe más noticias directamente en tu correo
Correo: