Relacionarse a travésdel buen humor

La resilencia es un vocablo derivado del latín, del verbo resilio, que significa volver atrás, volver de un salto, resaltar y rebotar. Ese término fue adaptado a las ciencias sociales para caracterizar a aquellas personas que a pesar de nacer y vivir en situaciones de riesgos, se desarrollan psicológicamente sanos y exitosos (Rutter, 1993).

La resiliencia es la capacidad que tenemos los seres humanos para afrontar las adversidades, buscando en lo posible salir fortalecidos y optimistas. Las personas resilientes utilizan las situaciones negativas para crecer y desarrollar su máximo potencial. Hay muchos acontecimientos que nos pueden llevar al límite, interfiriendo y provocando dudas para sobreponernos y seguir adelante. Emerge entonces que formulemos la siguiente pregunta: ¿debo rendirme?

En el ámbito laboral podríamos precisar que es una habilidad para recuperarse de la crisis o para absorber el estrés y preservar lucidez, así como desempeñarse en un ambiente de riesgo organizacional. Además permite identificar oportunidades en momentos caóticos y utilizarlos de manera estratégica, para evitar frustraciones.

Esta herramienta brinda la capacidad para adaptarse y recuperarse de los cambios bruscos en las organizaciones, en entornos inciertos y volátiles donde se torna esencial la aplicación de un estilo de liderazgo con estas características. En los equipos de trabajo permite comprender que lo que sucede es una realidad transformable, que aquella situación que percibes como amenaza puede sortearse con soluciones creativas colectivas. Busca el apoyo en otras personas que posean recursos útiles. Ofrece una concentración para identificar las habilidades y no centrarse en el problema y sus consecuencias. Los colaboradores que poseen esta particularidad son más comprometidos y perseverantes en sus acciones, utilizan la introspección (arte de preguntarse a sí mismo), son independientes en sus decisiones y no ceden a presiones. Poseen alta capacidad para relacionarse a través de su buen humor y positivismo. Toman la iniciativa y mantienen la transparencia y probidad en sus actos.(O)

Juan Diego Salinas Ochoa,
Guayaquil

Te recomendamos estas noticias

Suscríbete y recibe más noticias directamente en tu correo
Correo: