Iglesia del Divino Niño es concatedral de diócesis de San Jacinto

Un ambiente especial se vivirá hoy en el santuario del Divino Niño de Durán. El nuncio apostólico monseñor Giacomo Guido Otonello oficiará, a las 15:30, la misa de clausura del Año de la Misericordia y la ceremonia de ordenación como diácono de Julio Soto Carrera, un joven de Milagro.

Esta última celebración será la primera que se realice en la iglesia del santuario, una vez que la Santa Sede la ha designado como concatedral de la diócesis de San Jacinto, creada hace siete años, cuyo obispo es el monseñor Aníbal Nieto.

El obispo explica que con ese nombramiento, cuyo decreto será leído por el nuncio durante la celebración litúrgica, el templo del santuario pasa a ser el segundo de la diócesis después de la Catedral de San Jacinto, situada en el cantón Yaguachi.

“Significa que el obispo también tiene ciertos acontecimientos religiosos en la concatedral para atender mejor a la gente”, expresa monseñor Nieto y agrega que una de esas ceremonias que tendrán lugar allí es, por ejemplo, la ordenación de diáconos o sacerdotes, que usualmente se hace en la Catedral de cada diócesis.

El obispo indica que la diócesis, conformada por los cantones Durán, Yaguachi, Milagro, Naranjito, Marcelino Maridueña, Simón Bolívar, Mariscal Sucre, Jujan, Naranjal, Bucay y la parroquia Tenguel, atiende a una población de un millón de fieles católicos.

De ese total, 600 mil feligreses son del cantón Durán, y por ello la Santa Sede consideró la opción de designar como concatedral la iglesia del santuario, donde caben 800 personas.

“Es una designación que de alguna manera engrandece a la diócesis”, cita el religioso y remarca que la principal iglesia sigue siendo la de Yaguachi, donde reposan las reliquias de San Jacinto, santo polaco. (I)

Te recomendamos estas noticias

Suscríbete y recibe más noticias directamente en tu correo
Correo: