Más construcción y menos población marca a Cuenca

Hace 25 años, cuando Yolanda Mejía heredó más de dos hectáreas de tierra, en Carapungo, parroquia El Valle, el costo del metro cuadrado era de unos 60.000 sucres. Al inicio de la dolarización no llegaba a $ 20 y hoy está entre $ 90 y $ 110.

“En 2000 vendí (unos) pedazos de tierra de 1.500 metros en $ 25.000, ahora esos mismos sitios cuestan más de $ 150.000”, dijo Mejía, en uno de los terrenos, donde se divisan urbanizaciones privadas con vías y servicios básicos, como parte del desarrollo de Cuenca, que hoy celebra sus 196 años de independencia.

Para dirigirse a las tierras de Mejía hay una avenida estrecha, con dos carriles en sentidos contrarios, cuyo tráfico en horas pico es caótico, ya que conduce a barrios aledaños y a los de la parroquia Paccha, donde está gran cantidad de urbanizaciones privadas.

Así, Cuenca crece hacia el norte y el oeste con mayor intensidad, aseguró Jaime Guzmán, secretario de movilidad del Cabildo. La falta de una red vial adecuada para ese crecimiento caotiza la movilidad vehicular también hacia las 21 parroquias rurales.

El límite entre lo urbano y lo rural ha desaparecido y genera problemas, sostienen quienes estudian estas problemáticas, como LlactaLab, que hace estudios con auspicio del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y con entidades, como parte de la Universidad de Cuenca, a la que pertenece.

Construir fuera del área urbana es una tendencia mundial. “La gente busca mejorar su calidad de vida y cree que lo hará si se aleja del centro urbano, pero con el tiempo necesita regresar, ya que en el lugar que construyó su casa no existe infraestructura de servicios. Por ejemplo, para comprar pan necesita movilizarse 15 minutos en carro”, dijo Daniel Orellana, investigador.

Augusta Hermida, otra investigadora, contó que en sus estudios se realizaron mediciones de diferentes componentes de la ciudad para conocer el pasado, presente y la proyección de crecimiento.

En 1950, en Cuenca habitaban 138 personas por hectárea. En 2010 esta densidad bajó en un 67%. “Expandimos el área de construcción de viviendas, sin que crezca la población al mismo ritmo, es decir, ahora solo viven 45 personas por hectárea”, explicó Hermida.

Natasha Cabrera, docente investigadora de la facultad de Arquitectura, dijo que de estas fórmulas se deduce que el ideal para preservar la sostenibilidad y sustentabilidad de la ciudad es de 60 casas por hectárea, con 240 habitantes.

En 2013, la dirección municipal de Control Urbano aprobó 391 planos de construcción en el área rural y 305 permisos de construcción mayor; en el 2014, 407 planos y 346 permisos; en el 2015, 379 planos y 384 pemisos; y en lo que va del 2016, 229 planos y 26 permisos de construcción.

La propuesta de LlactaLab es crear políticas y estrategias para una ciudad compacta y sustentable, con mejores condiciones ambientales. “Para eso se deben tomar medidas como metodología para convertir barrios compactos sustentables”, afirmó Hermida.

Por ello, se recomienda, entre otras, una ordenanza que impida la especulación en el precio de terrenos y otra que prohíba la creación de urbanizaciones cerradas y la posibilidad de permitir construcciones de viviendas con espacios para talleres, artesanales, oficinas, negocios y huertos.

Actos solemnes
A las 08:00, misa de acción de gracias por los 196 años de independencia de Cuenca. A las 09:00, colocación de ofrendas florales en el monumento al héroe Abdón Calderón. A las 10:00, el desfile cívico-militar, por la av. Huayna Cápac. A esa misma hora, el desfile cultural de las 21 parroquias por la calle Bolívar. A las 16:00, la sesión solemne en el Municipio.

Celebración tradicional
El festival de orquestas Huaynacapazo, a las 20:00, en la av. Huayna Cápac. (I)

Te recomendamos estas noticias

Suscríbete y recibe más noticias directamente en tu correo
Correo: